Fotografía: UdeG.
Guadalajara, Jalisco.

La violencia contra las periodistas en México comienza en sus medios de comunicación, con sueldos menores a sus compañeros, sin prestaciones laborales y con una censura de género motivada por la falta de ellas en puestos directivos, sentenciaron académicas, mujeres que ejercen la profesión y activistas.

Durante el conversatorio La violencia contra las mujeres periodistas en México, Paula Mónaco Felipe, periodista independiente, enfatizó que es necesario abordar no solo las violencias evidentes como el asesinato, las agresiones o las amenazas, sino que las mujeres laboran en el periodismo con una brecha salarial impresionante.

“Necesitamos seguir pensando maneras de cuidados en lo concreto, que impliquen desde sueldos justos, pero también el acompañamiento a mujeres periodistas que están trabajando en estas condiciones, con el miedo a flor de piel, con la angustia dentro, con todo lo que implica trabajar estos temas, pero además sin seguridad social, sin sueldos y con ese salir a la calle a arriesgar la vida o sentarte frente a una computadora a arriesgar la vida, en una soledad muy agobiante”.

La periodista citó el artículo científico de Dulce Alexandra Sepulveda de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, donde se reveló que las mujeres que ejercen periodismo en esa entidad ganan hasta 2.5 veces menos que los hombres.

A eso se suma la escasez de las periodistas en puestos directivos, algo que Paula Mónaco atribuyó a que el trabajo de ellas es profesional, de calidad, con un enfoque distinto, de tal manera que resultan muy incómodas para esos cargos.

Daniela Pastrana, de Periodistas de a Pie, coincidió que la principal violencia a las mujeres viene desde los propios medios de comunicación.

“La primera agresión a las periodistas mujeres, viene de las redacciones, en las redacciones donde se mantiene estos prejuicios en la asignación de cobertura, por eso se creó la Red de Periodistas de a Pie, porque los hombres cubrían y eso ha sido la tradición, los hombres cubren las cosas que se consideran importantes”.

La falta de protocolos para atender denuncias de violencia de género en los medios de comunicación es otro pendiente importante, dijo Pastrana.

Irene Khan, relatora especial de la ONU sobre Promoción y Protección de la Libertad de Opinión y Expresión resaltó que existe la censura de género para las mujeres periodistas, por eso la importancia de que estén en puestos de dirección en medios de comunicación.

Durante el conversatorio se mencionó la documentación que hizo la organización Comunicación e Información de la Mujer AC, CIMAC durante 2020 sobre las agresiones a mujeres periodistas, 251 casos de violencia, es decir, un 56 % mayor al año anterior.

La violencia psicológica fue la más reiterada con un 58 %, mientras que la violencia física se presentó en un 32 % y una cuarta parte padeció violencia digital de manera misógina o con contenido sexualizado.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here