Mujeres indígenas que venden artesanías y papas fritas piden apoyo de despensas y medicinas
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Las mujeres indígenas y adultos mayores de diversas etnias que viven en la capital jalisciense, muchos de ellos se dedican a vender artesanías, dulces, papas fritas o elaboran joyería y ropa. Sin embargo, ante la emergencia sanitaria, una amplia mayoría de ellos se quedó sin ventas y sin ingresos económicos, explicó Cristina Martínez, presidenta de la Red de Promotoras de los Derechos de las Mujeres Indígenas de Jalisco, quien solicitó apoyos económicos, despensas y medicinas para este sector de la población, muchos de ellos habitan en colonias de la periferia de Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco.

“Nosotros vivimos al día, nuestras hermanas indígenas de la zona metropolitana que están elaborando cada quien su mercancía. Unos hacen papas, unos hacen bolsas, mochilas, muñecas, artesanías. En estos tiempos que no podemos salir a trabajar. Nosotros estamos encerrados en casa, pero la pasamos difícil, qué le vamos a dar a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestros adultos mayores, señaló.

Cristina Martínez es una mujer mazahua que llegó a Guadalajara hace 38 años, proveniente del estado de México y relató que hay mujeres wixárikas que viven en Zapopan, mujeres hñañús en el cerro del Cuatro, y mujeres mixtecas en la colonia Ferrocarril de Guadalajara.

El llamado es al gobernador Enrique Alfaro y a los alcaldes, entre ellos al de Zapopan, Pablo Lemus, según un video que subió a las redes sociales, Cristina Martínez.

“Por ejemplo, nuestros compañeros que venden dulces y chicles en las avenidas. Hoy  que estamos encerrados ocupamos de ustedes como gobernador, como presidente municipal que nos apoyen para poder solventar estos gastos en casa. De verdad que nosotros sabemos trabajar, siempre lo decimos, sabemos fabricar nuestras artesanías, pero ahora que no podemos salir de casa , vivimos al día, no tenemos un sueldo que nos paguen, de verdad que sí ocupamos de ustedes, que volteen a vernos como indígenas”, expresó.

Por lo pronto, la Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), por medio de su titular Claudio Carrillo Navarro, gestionó ante los gobiernos municipales apoyos en despensas para 50 familias de la colonia 12 de Diciembre y El Rehilete, en Zapopan; también para 121 familias de las colonias Francisco I. Madero, Guayabos, El Órgano y Las Juntas, al sur de la ciudad y se pidió el respaldo para 40 familias mazahuas en Lomas del Manantial. Sin embargo, hay el registro de 20 diferentes etnias asentadas en el Área Metropolitana de Guadalajara.

 

Ignacio Pérez Vega