brote de Covid-19
Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Un elemento de la Policía de Estado que se encontraba asignado a la seguridad de Casa Jalisco se quitó la vida el martes por la noche en la zona de descanso aledaña a las instalaciones donde vive el gobernador Enrique Alfaro.

Según información de la Secretaría de Seguridad Pública, el agente se llamaba Francisco Javier Enríquez Esqueda y se había retirado al área de descanso ubicada en Casa Jalisco y fue ahí donde se disparó en la cabeza con su arma de cargo.

La dependencia informó que el oficial ingreso a la corporación el 1 de mayo de 2017 y se desempeñó en la Comisaría Regional para después ser designado a las labores de vigilancia en la residencia oficial del gobernador.

También se informó que, en 2019, los resultados de la evaluación de los exámenes de control de confianza arrojaron que era apto para desempeñarse en el puesto.

La Secretaría de Seguridad mantiene el acompañamiento psicológico y legal a los familiares para realizar los trámites necesarios.

Henry Saldaña