Murió legendario goleador alemán Gerd Müller
Fotografía: Werner Baum/dpa
Múnich, Alemania.

La leyenda del fútbol alemán Gerd Müller, conocido como “El Bombardero de la Nación”, falleció en la madrugada de hoy a los 75 años de edad, anunció el Bayern Múnich, club en el que militó casi toda su carrera deportiva.

“Hoy es un día triste y negro para el FC Bayern y todos sus aficionados. Gerd Müller fue el mejor delantero de la historia, y una excelente persona, una auténtica personalidad del fútbol mundial”, dijo el presidente del club, Herbert Hainer, en un comunicado.

“Estamos unidos en un profundo duelo con su esposa Uschi, así como con su familia. El Bayern no sería el club que todos amamos hoy sin Gerd Müller. Su nombre y su memoria vivirán para siempre”, añadió.

“La noticia del fallecimiento de Gerd Müller nos entristece profundamente a todos. Es una de las mayores leyendas de la historia del Bayern, sus logros son inigualables hasta el día de hoy y formará parte para siempre de la gran historia del Bayern y de todo el fútbol alemán”, comentó por su parte el ex portero y ahora presidente de la junta directiva del Bayern, Oliver Kahn.

Müller llegó al Bayern en el verano de 1964 y su futbol marcó toda una época. Allí se alzó con la Copa de Europa en tres ocasiones, ganó cuatro veces la Bundesliga, cuatro Copas Alemanas y una Recopa de Europa.

Con la selección nacional se proclamó campeón de Europa en 1972 y del mundo en 1974, donde marcó el gol de la victoria en la final contra Holanda disputada en Múnich, en un seleccionado en el que coincidió con Sepp Maier, Franz Beckenbauer, Paul Breitner y Uli Hoeness.

“Gerd Müller fue el mejor delantero que hemos tenido en Alemania”, declaró el ahora ex seleccionador nacional Joachim Löw en 2015.

El mítico delantero tuvo, hasta la temporada pasada, el récord de anotación en una misma temporada con 40 goles, logrado en la 1971-72. El mismo fue superado por Robert Lewandowski con 41 dianas en la reciente 2020-21.

A día de hoy, sin embargo, su récord absoluto de 365 goles en 427 partidos de la Bundesliga sigue estando vigente.

Tras finalizar su carrera como jugador, sufrió problemas de alcoholismo. Sus antiguos compañeros en el Bayern pudieron convencerle de que se sometiera a rehabilitación. Una vez recuperado, el club le contrató como entrenador de juveniles.

“Después de cuatro semanas estaba curado. Hacerlo en tan poco tiempo, fue todo un logro”, dijo en 2007.

En sus últimos años de vida, Müller fue diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer y fue ingresado en una residencia de ancianos, donde recibía cuidados profesionales.

“Siempre fue un luchador, siempre fue valiente, durante toda su vida”, declaró su esposa, Uschi Müller, al periódico “Bild” antes de su 75 cumpleaños el pasado noviembre.

“Y ahora lo sigue siendo. Gerd está durmiendo hacia su final. Está tranquilo y en paz, y no creo que vaya a sufrir”, añadió.

Si hubiera jugado hoy en día, Müller habría recibido una lluvia de millones, pero es discutible si habría aceptado las redes sociales y la atención mediática que conlleva el fútbol moderno para las grandes estrellas.

Müller era una de ellas, pero no le gustaba el glamur ni las alfombras rojas, y los periodistas no sacaban ningún titular de sus entrevistas. Tampoco envidió a Beckenbauer por su presencia en los medios, cuando siguió recorriendo el mundo tras retirarse como jugador.

“No soy de los que les gusta estar lejos de casa”, confesó antes de que la enfermedad se apoderara de él.