Miles de personas se reúnen en la Glorieta de las y los Desaparecidos para exigir Justicia

La marcha por la Paz y la Justicia volcó a la comunidad de la Universidad de Guadalajara a las calles de la capital tapatía para exigir la localización con vida de 12 mil 680 personas en Jalisco

0
31
Guadalajara, Jalisco.

10 mil gargantas, 10 mil personas vestidas de blanco, 10 mil personas cansadas del terror, rotas por dentro, pero que no están dispuestas a resignarse a la crueldad y a la indolencia, unieron sus voces este martes.

Madres de familia, integrantes de colectivos, estudiantes, docentes, trabajadores administrativos; la marcha por la Paz y la Justicia volcó a la comunidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y sociedad civil a las calles de la capital tapatía para exigir la localización con vida de 12 mil 680 personas en Jalisco y para expresar su indignación por el asesinato de Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto González Moreno, este último, estudiante de la licenciatura en Geografía de la UdeG.

En la Glorieta de las y los Desaparecidos ya no hay espacio para una fotografía más. Jalisco vive su peor pesadilla, y la muerte de los hermanos González Moreno; Karen, Luis Ángel y José Alberto, ha estremecido a todo un país. Una nación de por sí desgarrada por la violencia.

Guadalupe Aguilar, del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ), en representación de las madres de familia, tiene diez años que no sabe de su hijo. Y la tragedia de los hermanos González Moreno la ha vuelto a resquebrajar por dentro.

Yo antes en casa me sentía en paz, pero desde ayer, ya no me siento tranquila ni en mi casa, porque sé que cualquier día pueden venir por mí. Necesitamos medidas radicales para garantizar que no haya un desaparecido más”, señaló Guadalupe Aguilar, quien a nombre de las madres de familia cerró el acto en la Glorieta de las y los Desaparecidos.

La violencia ha enlutado a los universitarios. Ha llevado la zozobra a los hogares de los estudiantes. Por eso, el presidente de la Federaración de Estudiante Universitarios (FEU), Francisco Javier Armenta Araiza, hizo un pase de lista de quienes faltan.

“Diana Magaña, Eduardo Martínez, Juan Carlos Castañeda, Edgar Gurrola, Ángel Arriero, Adrián Ponce, Leonardo Ramírez, Iván Varela, Jonathan Torres, Joel González, Vicente Hernández, Francisco Villa Tomás, José Alberto, González Moreno y Carlos Romero. Presente!”. Y seguido al pase de lista, un minuto de silencio.

Los dirigentes gremiales, del del Sindicato Único de Trabajadores de la UdeG, Jesús Becerra Santiago, y del del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UdeG, Jesús Palafox Yáñez, se comprometieron con las madres, a acompañarlas. “A nunca dejarlas solas”.

“Cada amanecer en este país y en este estado implica volver a enterarse de que el horror no ha desaparecido (…)  Y cuando se cree que hemos tocado fondo, la realidad nos vuelve a sacudir, dijo el Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí.

“La barbarie se ha apoderado de nuestra existencia. La vida civilizada, aquella que aspira a la vida pacífica y armónica de nuestra sociedad, está secuestrada. Los instrumentos políticos de los que nos hemos dotado para gestionar nuestra existencia común, están ahogados en un mar de sangre que no para de fluir. Caminamos hoy aquí para decir ¡Basta! Porque esta normalidad es atroz, es nefasta. Caminamos hoy aquí como acto simbólico para también manifestar que no podemos acostumbrarnos a esta catástrofe. Caminamos hoy aquí porque no podemos rendirnos ante la oscuridad y porque no dejaremos que nuestras vidas estén condenadas al dolor”, añadió.

Las veladoras iluminaron la Glorieta de las y los Desaparecidos para recordar a las víctimas. Las pancartas exigían a los tres niveles de gobierno su obligación de otorgar seguridad a las personas y las fotografías de quienes no han regresado a su hogar, no solo en Guadalajara, sino prácticamente en todos los municipios del estado.

Los universitarios lo dejaron en claro. Los tres niveles de gobierno han fallado. Y advirtieron, que mientras no haya solución a esta tragedia, los universitarios seguirán saliendo a las calles. “Cuantas veces sea necesario”.

Julio Ríos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here