Fotografía: Redes sociales
Guadalajara, Jalisco.

Para los migrantes jaliscienses en Estados Unidos, la salida de Donald Trump y la llegada del presidente Joe Biden “es un alivio”. Sin embargo, va a pasar algún tiempo para que algunos ciudadanos estadounidenses cambien o moderen su postura frente a los migrantes, advirtió Mike González, secretario del Consejo de Migrantes Jaliscienses de los Estados Unidos, que agrupa a las federaciones de oriundos jaliscienses.

Mike González reconoció que desde el gobierno se detuvieron por el momento las deportaciones, sin embargo, los actos de discriminación, seguirán presentándose entre cierto sector de ciudadanos americanos de a pie.

“Definitivamente es un cambio, es un alivio, es un descanso mental que la comunidad va a sentir en este momento o lo está sintiendo ya de hecho. Aunque te voy a comentar, creo que el daño principal sigue latente y va a seguir latente por algún tiempo, en el tema de que muchos anglosajones, inclusive, estaban abusando de la gente, en el sentido de que se sentían con la libertad de hacerlo, por el mensaje que el presidente Trump estaba dando continuamente y regularmente se daban muchas situaciones, en algunos lugares donde la gente te insultaba o te decía que te regresaras a tu país”, expresó.

Sobre los cambios que pueden darse en las personas que buscan asilo político en Estados Unidos, Mike González señaló que aún es pronto para saber si habrá mayores facilidades para quienes buscan entrar al vecino país, en la modalidad de pedir asilo.

“Con la llegada de Biden se abrirán nuevas oportunidades y definitivamente se ve muy positivo. En el tema de pedir asilo político, yo creo que todavía falta más información específica en ese sentido, para entender que es exactamente cómo va a funcionar”, expresó.

En Chicago y sus alrededores, se calcula que viven 800 mil migrantes jaliscienses, de los cuales alrededor de 100 mil o un poco más están en proceso de legalizar su residencia o que tienen el perfil para hacerlo.

Ignacio Pérez Vega