Fotografía: EFE/Juan Manuel Blanco.
Tapachula, Chiapas.

Por segundo día consecutivo, un grupo de migrantes centroamericanos realizaron bloqueos totales en la zona sur de Tapachula, en Chiapas, para exigir al Instituto Nacional de Migración (INM) el envío de autobuses que les ayuden a movilizarse a otras partes del país.

Los migrantes intensificaron este jueves sus acciones de protesta cerrando los caminos con ramas de árboles, piedras y quemando neumáticos para que el Gobierno mexicano cumpla con sus exigencias y puedan avanzar en su camino hacia Estados Unidos.

En medio de las manifestaciones, los indocumentados tuvieron un enfrentamiento con automovilistas locales, quienes exigieron que liberen las calles y les pidieron que protesten en sus países de origen.

Algunos de los conductores bajaron de sus vehículos y retiraron las piedras, palos y ramas que habían colocado los manifestantes.

José Carbajal, migrante proveniente de El Salvador, señaló que lo único que piden es que les manden unos 20 autobuses que los recojan: “Ya es demasiado, hemos estado aquí haciendo huelga pacífica y nos han amenazado y golpeado”, refirió.

Más tarde, los migrantes marcharon desde donde tenían el bloqueo hasta el lugar donde el INM expide los oficios de salida a migrantes haitianos para protestar y exigir los camiones.

Kevin Paquedano, migrante de Honduras, señaló que las autoridades de migración les informaron de que les mandarán tres autobuses por día.

“Solamente pedimos que cumplan con lo que prometieron, porque a muchos ya les entregaron las viviendas y ahora estamos durmiendo en la calle y en espera de los camiones”, denunció.

Este grupo de migrantes radicalizó sus actos de protesta, debido a que las autoridades migratorias han empezado a expedir oficios de salida a migrantes haitianos, que son el grueso de la población que ha llegado en las últimos meses.