talla baja
Fotografía: EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Guadalajara, Jalisco.

En México, casi 14 niños de cada 100 menores de 5 años presentan síndrome de talla baja ocasionado por el déficit de hormona de crecimiento. Por ello, en el marco del Día Internacional de la Conciencia sobre el Crecimiento Infantil, los especialistas llaman a los padres de familia a estar al pendiente de la talla de sus hijos y todos los problemas, tanto físicos como emocionales, que puede ocasionar para el niño o niña tener una talla baja.

La endocrinóloga pediatra adscrita al Departamento de Endocrinología del Hospital Infantil de México, Patricia Medina, explica que uno de los signos más visibles de un retraso del crecimiento es que el niño tenga una estatura mucho menor que la mayoría de los demás niños de su edad, esto se conoce como baja estatura.

Pero algunos niños pueden tener un retraso del crecimiento incluso sin tener baja estatura.

La endocrinóloga pediatra explicó que el sueño es muy importante para que la hormona del crecimiento trabaje de manera adecuada. Reconoció que la pandemia por Covid-19 ha provocado también que los niños dejen de hacer actividad física, lo que también influye en el crecimiento.

“El sueño es muy importante desde el punto de vista de salud en general, pero también del crecimiento. Algo que no mencionamos es que la hormona del crecimiento tiene un ritmo pulsátil de producción; es decir, no se produce en la misma cantidad durante el día. Durante el día tenemos un ritmo de producción más bajo que va aumentar durante la noche, pero específicamente durante el sueño profundo. Si el sueño profundo tardamos aproximadamente en conseguirlo tres horas después de que nos dormimos, entonces va a depender también de la cantidad de hormona que produzcamos, de la cantidad de horas que duerman los niños. La recomendación de sueño sería que durmieran dependiendo la edad en general, pero si hablamos de un niño en edad escolar de 3 años en adelante debe ser de nueve a 10 horas de sueño al día, pero esto no incluye siestas”.

Otros signos y síntomas de una deficiencia de la hormona del crecimiento son: Parecer mucho más joven que otros niños de la misma edad, tener una voz muy aguda, tener el cabello muy fino, que los dientes salgan más tarde de lo normal, pubertad lenta o tardía y, en los niños, pene de tamaño reducido.

Llamó a vigilar la talla de los niños y estar alerta por si presentan talla baja y acudir al especialista.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here