Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

México vive un repunte de contagios debido a la variante ómicron de COVID-19, sin embargo, este crecimiento ha sido más lento que en la cuarta ola de la pandemia y no han aumentado las hospitalizaciones, señalaron este martes autoridades de salud.

“Lo que hemos ido identificando en las más recientes nueve semanas es un incremento progresivo de casos”, apuntó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud durante la rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

El funcionario, quien ha sido el encargado de gestionar la pandemia en México, aseguró que esta lentitud en el incremento de contagios indica que hay un nivel de inmunidad más alto en la ciudadanía que en ocasiones anteriores.

Sin embargo, recalcó que pese al repunte prácticamente no aumentan las hospitalizaciones.

“Lo más importante es que a pesar de que aumentan los casos, no aumentan las hospitalizaciones. Está en 1% la ocupación de camas con ventilador y en 4%, la ocupación en camas generales”, apuntó.

Señaló que esto muestra que la variante ómicron da enfermedad catarral

“pero con menor probabilidad de daño a los pulmones que es lo que puede dar una enfermedad grave”, explicó.

Además, el funcionario agregó que las defunciones por COVID-19 se mantienen controladas en mínimas cantidades.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here