Fotografía: EFE/Luis Torres
Ciudad de México, México.

Los mexicanos se despidieron este domingo para siempre del horario de verano tras una reforma del presidente, Andrés Manuel López Obrador, que crea incertidumbre y un posible desfase en el comercio con Estados Unidos.

Los habitantes atrasaron por última vez su reloj una hora tras el arranque de la Ley de los Husos Horarios en los Estados Unidos Mexicanos, aprobada apenas el miércoles pasado en el Senado, que eliminó el horario de verano creado en 1996 para ahorrar energía.

El Gobierno fundamentó la medida con una encuesta que mostró que 71 % de los ciudadanos lo rechazaban, y con el argumento que “solo” representaba un ahorro anual de 537 gigavatios por hora, el 0,16 % del consumo nacional, o un monto de 1.138 millones de pesos.

Por ello, acabar con el horario de verano

es una medida política más que técnica”

Considera Abril Moreno, socia directora de Perceptia21 Energía y directora general de Energía a Debate.

“En México, a la gente no le encanta y no le agrada hacer los cambios de horario, siempre que va a entrar otro horario todo el mundo padece y sufre. Entonces, es una medida populista que le conviene al presidente”, comenta.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here