Alimentos orgánicos
Fotografía: EFE
Ciudad de México.
México busca aumentar consumo, mercado y obtención de productos orgánicos y para ello la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Consejo Nacional de Productores Orgánicos (CNPO) trabajan en la definición de un nuevo Programa Nacional 2020-2024.

Mediante un comunicado, la Sader informó que ambos organismos pretenden “fortalecer e incrementar la oferta alimentaria orgánica” y para ello revisan propuestas en materia de marco regulatorio y fomento y promoción.

Durante la sesión extraordinaria del CNPO, presidida por el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de Agricultura, Víctor Suárez, representantes de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (Somexpo) delinearon propuestas iniciales de ese Programa Nacional.

Expusieron que dicho programa se busca impulsar como un eje del nuevo modelo agroalimentario y nutricional en el que avanza y al que le apuesta el Gobierno de México.

La Somexpo plantea, entre otras cosas, “la necesidad de adecuar el marco regulatorio actual para sentar las bases -desde el sistema productivo del sector primario- de un nuevo modelo agroalimentario y nutricional, que comprenda principios de salud, ecología, equidad y prevención”.

Esto en línea con la importancia de que México cumpla adecuadamente con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Entre otros, la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y la aplicación de prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción,

Lo anterior, sin renunciar a las exportaciones y a la calidad de los productos, y, por el contrario, otorgándoles un atributo de calidad reconocidos por los mercados, local, nacional e internacional.

Datos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM) indican que México cuenta con 210 mil productores, con 673 mil 968 hectáreas de cultivo orgánico certificadas con posición número tres a nivel mundial.

Además cuenta con 1,2 millones de hectáreas de recolección silvestre con certificación, que sitúa al país en el quinto lugar internacional.

Según la IFOAM, México ocupa el primer lugar mundial en producción de café y el tercer lugar en miel de abeja.

De acuerdo con Somexpo, si bien México tiene este “papel preponderante”, el sector productor “requiere un rediseño de políticas públicas para sostener esa condición”.

Además de fortalecer la producción y consumo nacional y ligar esto a otras acciones propuestas por actores del sector rural enfocadas a la sustentabilidad.

Los alimentos orgánicos, también llamados ecológicos o biológicos, son productos vegetales, animales o sus derivados elaborados con sustancias naturales.

Tienen un alto valor nutricional y el proceso de producción no involucra plaguicidas, fertilizantes ni organismos genéticamente modificados.