Mexicanos hacen una velación donde se accidentó el metro para exigir justicia
Fotografía: EFE/ Carlos Ramírez
Ciudad de México, México.

Centenares de vecinos improvisaron este viernes una velación justo en el lugar donde se accidentó el metro de la línea 12 de Ciudad de México, en honor a las 26 víctimas que dejó la peor tragedia que se recuerda en la capital desde el terremoto de 2017.

“Cuando uno se va, quiere una lucecita para que los alumbre. Siempre vamos a estar recordándolos”, dijo a Efe Leticia, una afligida vecina de 70 años que vive apenas a unos metros de la zona cero.

La tragedia ocurrió el lunes por la noche cuando cedió una viga de un puente elevado de la línea 12, entre la estaciones Olivos y Tezonco, en el sureste de la capital, provocando la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de “V”.

Durante muchas horas, familiares de las víctimas tuvieron que emprender un largo peregrinaje por las ruinas y los hospitales de la zona hasta encontrar a sus seres queridos en la morgue de la Fiscalía.

– Velas en recuerdo de las víctimas –

Al atardecer de este viernes, vecinos de la zona se acercaron poco a poco ante la puerta de la estación Olivos de la línea 12, que permanece cerrada, para depositar velas en honor a las víctimas del accidente, el cual también dejó 88 heridos, 33 de los cuales siguen en el hospital.

Asimismo, frente al lugar de la tragedia, donde todavía permanecen los escombros y un tramo de vía colgando, vecinos improvisaron un altar en el que además de veladoras dejaron globos y confeti en recuerdo a Giovanny, el único menor fallecido.

“Mucha gente decía que se iba a caer, tantas voces decían que se iba a caer y se cayó. Mal hecho, estuvo muy mal hecho”, lamentó Leticia justo antes de improvisar una misa seguida por varias decenas de personas.

La llamada línea dorada fue inaugurada en 2012 por el entonces alcalde y actual canciller, Marcelo Ebrard, para conectar los barrios populares del sur con el centro de la capital.

Cada día la usaban 220 mil pasajeros, pero estuvo rodeada de polémica desde el principio, puesto que costó más de lo previsto y su servicio tuvo que suspenderse entre 2014 y 2015 por numerosas fallas.

Rodrigo, un joven de 25 años que llegó al lugar a depositar flores, siente muy de cerca la tragedia puesto que no le quedaba otro remedio que tomar cada día esa línea para ir al trabajo a pesar de que “estaba mal desde el principio” y hacía “un sonido horrible” en las curvas.

“Vine a darles un símbolo de respeto, de solidaridad porque a lo mejor no hubieran sido ellos, a lo mejor hubiéramos sido uno de nosotros”, contó a Efe.

-La marcha de la justicia –

De forma paralela a la velación, cerca de un centenar de personas recorrieron caminando o en bicicleta parte de la avenida Tláhuac, a través de la cual pasa el puente de la línea 12.

Bajo la consigna “No fue un accidente, fue negligencia”, avanzaron por seis paradas de la línea levantando rosas blancas, aunque entrada la noche un fuerte dispositivo policial les impidió llegar al lugar del accidente.

“Se me hace una negligencia porque la obra no está bien. Necesitan revisarla bien para que no vuelva a suceder lo mismo”, contó a Efe María Enriqueta con un cirio encendido en la mano.

Como ella, el 82,7 % de los mexicanos considera que la tragedia del metro fue por una “negligencia” de las autoridades, según un sondeo de la firma Gabinete de Comunicación Estratégica.

Muchos vecinos habían denunciado que la estructura estaba dañada por el potente terremoto que azotó la capital el 19 de septiembre de 2017.

Sin embargo, la actual alcaldesa, Claudia Sheinbaum, ha descartado de momento el cese de la directora del suburbano, Florencia Serranía, cuya gestión estaba marcada hasta ahora por un fuerte incendio que calcinó al centro de control del metro en enero.

Sheinbaum se reunió este viernes con el Colegio de Ingenieros, al que le encargó una revisión exhaustiva de línea para dirimir responsabilidades, al tiempo que una empresa noruega se encargará de hacer una investigación independiente.

Pero para muchos, quedaron ya hipotecadas las carreras políticas tanto del canciller Ebrard como de Sheinbaum, ambos favoritos para suceder al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en 2024.

“Tiene que haber realmente castigo a los culpables, tiene que haber cárcel para todos”, opinó Jesús, manifestante de 56 años.

– El presidente no visitará el lugar –

López Obrador, que decretó tres días de luto oficial y apoya la investigación emprendida por el Gobierno local, descartó este viernes visitar la zona cero de la tragedia porque lo considera “demagógico”.

“No es ese mi estilo, eso tiene que ver más con lo espectacular y lo que se hacía antes, no me gusta la hipocresía”, justificó en su rueda de prensa matutina.

En redes sociales el mandatario fue criticado por estas palabras porque durante el inicio de la pandemia de covid-19 se hizo retratar en hospitales.