Fotografía: EFE/John G. Mabanglo.
San Francisco, Estados Unidos.

Meta, la empresa propietaria de Facebook e Instagram, advirtió este martes que a partir de enero impedirá a sus anunciantes crear campañas publicitarias dirigidas exclusivamente a algunos usuarios en función de criterios políticos, raciales, sexuales o religiosos, entre otros.

La decisión implica que los clientes de las redes sociales ya no podrán seguir lanzando campañas que lleguen únicamente a internautas que se identifiquen como progresistas, por ejemplo, o como católicos, o como miembros del colectivo LGBT, etc.

Estas variables ayudan a los anunciantes a elegir con gran precisión las características demográficas e ideológicas del público al que quieren llegar, pero a su vez pueden contribuir a aumentar la polarización e incluso prestarse a abusos o a usos discriminatorios.

No ha sido una decisión simple y ha requerido poner en la balanza intereses contrapuestos, dado que había argumentos tanto a favor como en contra“, apuntó en un comunicado el vicepresidente de Meta, Graham Mudd.

La supresión de las variables consideradas “sensibles” por Meta empezará el próximo 19 de enero y afectará, además de a Facebook e Instagram, a Messenger y a la red publicitaria propiedad de la compañía dedicada a la compra-venta de espacios en otros portales de internet.

La firma de Menlo Park dio algunos ejemplos concretos de conceptos que los anunciantes ya no podrán seguir utilizando para elegir al público de sus campañas: “matrimonio homosexual”, “cultura LGTB”, “iglesia católica” y “festividades judías”.

Además, y para evitar casos de discriminación, también quedarán prohibidos algunos conceptos vinculados al mundo de la salud como “concienciación acerca del cáncer de pulmón” y “quimioterapia”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here