Fotografía: Isaura López Villalobos

Guadalajara, Jalisco.

De niño,  Martín Vaca fue inquieto e innovador, esa conducta y destreza, ocasionó que su papá lo regañara y también fuera castigado, solo debería dedicarse a trabajar; pero su índole bulliciosa de andar por las alturas las aterrizó en la tierra.

Desde hace 70 años, la familia de Martín Vaca tiene el taller “Limosinas Vaca” dedicado a laminado y pintado, el reto de su papá era ser puntual con sus clientes, cada semana más de una docena de vehículos estaban más que impecables.

Las habilidades de Martín no solo fueron trabajar en laminado y pintura, como él menciona, sino en consolidar su máximo sueño de ser piloto, pero el destino lo llevó a estar no en las alturas sino a tener fama internacional con sus vehículos aviones o helicópteros.

Del taller ubicado en Tlajomulco de Zúñiga, Martín Vaca ha viajado a diferentes países, a través de Discovery Channel con el programa Mexicánicos. Uno de los símbolos más importantes porque hoy Martín Vaca sea reconocido es un avión limusina.

La Limusina avión tiene su historia no solo internacional sino que también familiar…

Este domingo, Martín Vaca hizo una exhibición Jet dragster en las calles del centro de Guadalajara, previo a este impresionante evento, las cámaras de Canal 44 entraron al majestuoso taller “Limosinas Vaca” en donde se construyen y reconstruyen las naves de los vehículos helicópteros.

Martín Felipe Vaca López es conocido como Martín Vaca por sus grandes innovaciones vehiculares, actualmente tiene más de 60 vehículos propios; personalidades artísticas, políticos y de diferentes sectores lo buscan para remodelar y comprar los vehículos de “Talleres Limusina”.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here