Marie Curie
Fotografía: EFE
Guadalajara, Jalisco. 

Una científica prodigiosa que marcó la historia de la física nuclear e incluso la medicina moderna a pesar de tener que usar su vestido de novia como bata de laboratorio por sus dificultades económicas, fue como la escritora española Rosa Montero describió a Marie Curie, durante una videocharla que forma parte de las actividades La FIL también es ciencia.

Montero relató que los grandes hallazgos que consiguió Curie junto con su esposo, que le llevaron a ganar dos veces el premio Nobel, los consiguió en un contexto profundamente machista y desigual, pero que gracias a su esfuerzo y talento pudieron llegar a buen puerto.

“Lo que es increíble es que esta mujer lograra realmente traspasar esas barreras, atravesar montañas con la cabeza a golpetazos y consequir lo que consiguió, fue la primera mujer en ganar un premio nobel de física, fue la única mujer en ganar dos nobel y además no solo eso sino que los ganó en dos categorías diferentes, física y luego química, solo ha habido tres premios nobel, hombres todos que han ganado dos premios nobel”.

Posteriormente la hija de la pareja Curie, Irene Joliot-Curie, también desarrolló investigación entorno al radio y repitió la proeza junto con su esposo al ganar nuevamente un nobel en pareja, sin embargo, a pesar de que sus experimentos con animales evidenciaron que la radiactividad era genotóxica y letal, se rehusaron a creer que ocurría lo mismo con los humanos, mientras manipulaban el radio sin precauciones debidas.

“Pues Irene, hay fotos de ella tan tarde como en los años 30 que ya se sabía que era peligrosísimo, chupando con la boca una pipeta sustancias radioactivas para pasarlo de un recipiente a otro, las dos enloquecidas, de hecho Marie Curie murió con 67 años de leucemia relacionada con el radio y hecha polvo, a los 67 años estaba hecha una anciana”.

Pese a esta falta de cuidado que finalmente las llevó a la muerte, Montero celebró la vida de estas mujeres quienes no solo se abrieron campo en la ciencia el siglo antepasado, sino que siguen siendo un ejemplo e inspiración para las mujeres de nuestros días.

Violeta Meléndez