Fotografía: Coordinación General de Desarrollo Social
Guadalajara, Jalisco.

A pesar de la falta de reconocimiento a su obra y labor, las mujeres jugaron un papel fundamental dentro del Movimiento del muralismo mexicano. Es el caso de la artista jalisciense María Izquierdo.

El lienzo al óleo “Sueño y presentimiento” data de 1947. La pintura es la columna vertebral de la nueva exposición del Museo Cabañas, que junto con documentos de archivo, fotografías y textos, reflexiona sobre el panorama, las dificultades y los retos que enfrentaron las creadoras de la época.

La curadora, Brenda Caro Cocotle habló sobre la historia detrás del cuadro:

“La obra la pinta María después de que tiene un sueño, donde se sueña así misma decapitada y se sueña en una circunstancia muy angustiante. Entonces, María se levanta y decide pintar, bueno, primero hace un boceto esa es otra particularidad de esta obra, ella hace un boceto para no olvidar lo que tenía que pintar y posteriormente ya realiza el cuadro”.

Brenda describe la pieza como un autorretrato, donde se observa a María salir por la ventana y sostener su propia cabeza llorosa. Al pie de la ventana, una barca con una cruz y a lo largo de un paisaje desolador cuerpos desmembrados.

Fotografía: Coordinación General de Desarrollo Social

En febrero de 1945, el entonces Jefe de Gobierno, Javier Rojo Gómez invitó a Izquierdo a elaborar un mural en el Palacio de Gobierno de la Ciudad de México, era la primera vez que una mujer tenía esta oportunidad.

“Después de algunos inconvenientes” se informó a María sobre la cancelación del proyecto y se le otorgó a cambio un mercado, escuela o cualquier otro edificio para ejecutar su idea. Sin embargo, María rechazó la oferta.

De acuerdo con la revista “Quixe. Corazón de Cultura y Humanidades”, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros “rechazaron la idea de que fuese ella quien realizara una obra de tal magnitud, al considerarla incapaz por falta de experiencia y técnica”.

Fotografía: Coordinación General de Desarrollo Social

María Izquierdo fue la primera mujer en exponer individualmente en Estados Unidos. Además, promovió redes de colaboración e intercambio entre sus colegas, y luchó por mejores condiciones principalmente para las mujeres:

“Creo yo que es necesario destacar el papel que tuvo como agente cultural, de verdad fue una mujer que se movió muchísimo, que buscó de verdad generar mayores espacios de participación, tenía posturas muy claras y nunca temió hacerlas públicas y nunca temió asumir una postura, entonces creo que eso también es muy importante y necesario también revisar esa parte de María, fue una figura que tuvo un rol determinante para lo que fue el escenario del arte moderno en México y la cultura de su época”.

Fotografía: Coordinación General de Desarrollo Social

En 2002, la obra de la creadora fue declarada Patrimonio Artístico Nacional.

La exposición “María Izquierdo. Entre sueño y presentimiento” estará abierta al público hasta el 19 de febrero del 2023. Visita la muestra de martes a domingo de 11:00 a 17:00 horas.

Fotografía: Coordinación General de Desarrollo Social
Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here