Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Debido a que la Comisaría de Zapopan ha ignorado sus demandas respecto a su presunto agresor, un elemento de la policía municipal; Marely Romero, ex ministerio público de la Fiscalía de Desaparecidos, mantiene su exigencia de tener una audiencia con el presidente municipal, Juan José Frangie.

La misma cumplió este martes seis días en huelga de hambre en el Centro Integral de Servicios de Zapopan (CISZ) para exigir el cese de este elemento municipal que aún continúa en activo en la Comisaría, pese a las denuncias interpuestas en su contra desde hace seis meses por lesiones, amenazas, daño en las cosas, ciberacoso y robo.

Fotografía: Fátima Aguilar

Marely debió trasladarse al Centro de Justicia para las Mujeres (CJM) a fin de asistir a las audiencias de imputación y vinculación a proceso de este elemento que presuntamente la agredió.

“Hago el llamado a Juan José Frangie, estoy esperando ser atendida por usted en personas, buscándole su lado humano ¿por qué? Porque ningún reglamento está por encima de ninguna ley y la Ley de los Servidores Públicos dice que estando en un proceso no pueden ser servidores públicos y debe de ser suspendido, si el demuestra su inocencia podrá ser reinstalado, pero mientras eso sucede él sigue gozando de un sueldo con el cual ha financiado sus múltiples agresiones en mi contra”.

La ex servidora pública detalló que emitió un pliego petitorio al ayuntamiento, que fue respondido sin argumentos jurídicos. Además, durante su protesta en el CISZ ha intentado ser desalojada en dos ocasiones.

Denunció que incluso regresó el pulso de vida otorgado por Zapopan porque han compartido su ubicación al agresor. Pese a que el elemento municipal también justificó que mantiene una denuncia en contra de esta ex ministerio público, Marely Romero aseguró que la pruebas presentadas por éste son fabricadas.

A eso se suma que la queja presentada en asuntos internos desde marzo pasado en la Comisaría Municipal sigue sin avances. Tampoco se ha resuelto su despido injustificado de la Fiscalía Estatal, el cual coincidió con las amenazas de su ex pareja de afectarla laboralmente.

Para Marely, el desarme del elemento y quitarlo de funciones operativas, no es suficiente y más bien la Comisaría debería determinar su cese en tanto se resuelven estas denuncias.

“El día 23 de mayo me manda un mensaje y me dice, no voy a descansar hasta dejarte sin trabajo, tengo el respaldo de toda la Comisaría de Zapopan para dejarte en la calle y el 30 de mayo soy despedida de la Fiscalía, cuando la Fiscalía pasa una crisis de atención a víctimas desaparecidas, y se me despide, siendo yo jefe de grupo de esa área”.

Al fiscal estatal, Luis Joaquín Méndez Ruiz le hizo un llamado para que la reinstale en su puesto.

“La situación laboral con Fiscalía para comprobar el despido injustificado que ellos lo están disfrazando con un término de nombramiento, ya está en proceso, ya salió el nombre de un director de la Fiscalía que se pudo haber coludido con mi ex pareja para que se cumplieran sus amenazas. Señor fiscal, le hago la invitación, está pendiente mi reinstalación y yo sigo mis procesos conforme a derecho”.

Luego de asistir a estas audiencias, la ex servidora pública continuará con su protesta en Zapopan.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here