Manifiestos Estéticos
Guadalajara, Jalisco.

Un manifiesto, según el diccionario, es una declaración pública de principios e intenciones, consiste en una pieza documental mediante la cual se dan a conocer diversas ideas.

El Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara presenta la exposición Manifiestos Estéticos, que reúne parte de la colección del MUSA, de la colección Gladys Grodman y el acervo de la Pinacoteca del CUAAD. En ella conviven piezas realizadas a partir del Siglo XX y que hablan del nacionalismo a través del arte a lo largo de los años. Así lo explica la curadora de la muestra, Ana Laura Camacho.

“Obras que hablan sobre el discurso nacional y a partir de ahí ya se desprenden los otros 9 núcleos. La primera parte habla sobre nacionalismo, la segunda sobre la generación de la ruptura que respondió al arte nacionalista, la tercera parte habla sobre la abstracción que es uno de los elementos plásticos que exploró la generación de la ruptura. La cuarta parte es sobre la figuración, que un poco se contrapone ideológicamente”.

Manifiestos Estéticos aborda también corrientes como el realismo mágico, mexicanismo y neomexicanismo, arte posmoderno, feminismo y arte político, donde conviven 42 piezas de artistas como; José Luis Cuevas, José María Servín, Cornelio García, Alejandro Fournier, José Clemente Orozco, Sergio Arau, entre otros. La mayoría de estas piezas no habían sido expuestas con anterioridad en el MUSA.

“Buscamos también privilegiar sacar obra que no sacamos muy a menudo, por ejemplo, obra de Gabriel de la Mora, de Paulino Cobián, que tenía mucho tiempo sin ser exhibida, fue un pretexto para mostrar el acervo poco visto”.

Esta muestra que se exhibirá al público hasta el próximo 22 de agosto, está montada de forma didáctica para hacer un recorrido histórico por las distintas corrientes y presentar al público una lectura no sólo de la evolución del arte sino de las mismas ideologías.

“Yo creo que lo que la gente se va a llevar es esta idea de cómo la sociedad se ha ido transformando de una sociedad centrada o controlada por el Estado hacia una sociedad que le da más relevancia o más valor a la voz del individuo”.

Alicia Preza