Tecnológico de Tamazula
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Luis Ramírez es un docente del Tecnológico de Tamazula que, desde este martes, dejó de impartir clases sin tener una razón aparente para que lo hayan cesado.

A este joven, quien ha desarrollado una asociación civil y forma parte de la comunidad de jóvenes emprendedores del Foro Económico Mundial, le quitaron las clases que impartía a alumnos que buscan desarrollar tecnología para tratar de aminorar el impacto humano sobre los diferentes ecosistemas de Jalisco.

Ayer, sin decirle una sola palabra, sólo le fueron canceladas las únicas horas que le quedaron.

El docente acusa al director, Alfonso Felipe Ordóñez, de haber dado de baja a, por lo menos, otros tres maestros, y a ninguno le dieron a conocer las causas. El problema, dice Luis Ramírez, es que ni siquiera fue despedido conforme a la ley, sino que ya no le permiten checar y esto podría ocasionar que los argumentos jurídicos para su cese sea el abandono de trabajo.

Además de las bajas de profesores, el denunciante acusa de una mala administración, tráfico de influencias, hostigamiento laboral, violencia laboral de género, caída de matrícula y cierre de carreras en horarios sabatinos, lo que ha provocado un retroceso en la educación de la Región Sur del Estado.

Hoy fueron colocadas algunas lonas en el centro educativo, además de que estudiantes manifestaron en redes sociales su apoyo al profesor Luis Ramírez, con quien han trabajado de manera satisfactoria.

El Tecnológico de Tamazula tiene 15 años de servicio y es administrado por la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología del Gobierno de Jalisco.