Fotografía: EFE/Madla Hartz.
Ciudad de México, México.

La poderosa Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) arrancó sus dos jornadas de protestas y acampadas en la Ciudad de México para exigir que el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador retome las mesas de diálogo sobre las condiciones de los maestros.

Más de mil integrantes de este sindicato provenientes de todo el país caminaron por el centro de la capital hasta llegar al céntrico Zócalo, donde se encuentra el Palacio Nacional, edificio de Gobierno y residencia del presidente de México.

Se instalaron en el lugar con el principal reclamo de recuperar el diálogo con el Gobierno y para celebrar el 42 aniversario de la formación de la organización, que cuenta desde sus inicios con un gran protagonismo en el país.

“Lo más urgente es que el Gobierno abra las mesas de diálogo que ya tenía con la CNTE, porque tiene un año que las cerró y no nos ha vuelto a escuchar”, dijo José Juan Rodríguez, maestro de primaria en el oriental estado de Veracruz.

El pasado 9 de diciembre fue la última mesa de diálogo entre el Ejecutivo y la CNTE, que desde 18 meses antes venía exigiendo en dichas reuniones reivindicaciones del sector como aumentos salariales o plazas fijas para los interinos.

El motivo, consideró Sabino González, profesor de secundaria en la Ciudad de México, fueron diferencias ideológicas.

“Hubo discrepancias, porque el Gobierno esperaba que la organización, que es disidente y de izquierdas, apoyara su proyecto que supuestamente es de izquierdas, pero evidentemente hay discrepancias”, dijo.

Su compañero Rodríguez opinó que durante los 18 meses en los que hubo diálogo se sintieron escuchados, pero los avances materiales nunca llegaron.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here