Fotografía: María Ramírez Blanco.
Guadalajara, Jalisco.

Celia Patricia Flores Armenta, presidenta de Madres Buscadoras de Sonora:

“No puede ser que las familias tengamos que vivir con la ausencia de nuestros desaparecidos y ausencia de las autoridades”.

Durante la cuarta visita a Jalisco, el colectivo “Madres Buscadoras de Sonora” que estuvieron del 11 al 22 de julio, localizaron seis fosas clandestinas: cinco en interior y una en campo abierto, en Tlajomulco de Zúñiga.

Sin embargo, desconocen la cantidad de cuerpos localizados debido a que la Fiscalía de Jalisco no ha terminado de procesarlos.

La presidenta del colectivo, Celia Patricia Flores Armenta, puntualizó que las autoridades de Jalisco no las apoyaron durante su búsqueda.

“Del estado no tuvimos el apoyo, es nulo el apoyo por parte de Alfaro. Es mentira lo que dice: que las familias de las víctimas tenemos apoyo por parte de él. Yo sé lo digo aquí de frente: Alfaro miente”.

Durante la búsqueda, los familiares de los desaparecidos se vieron obstaculizados por las autoridades al no integrarlos o restringirles la participación.

El colectivo “Madres Buscadoras de Sonora” ha visitado todos los estados de México, y en su experiencia Celia Flores, representante del colectivo, argumentó tener más miedo del gobierno que del crimen organizado.

“Ahora sí tenemos miedo y no por parte de los cárteles. Tenemos miedo de las autoridades que se han mostrado apáticas e insensibles a las desapariciones. Lo que para ellos es un delincuente menos, una estadística más, para las familias es toda nuestra vida y estamos de pie aquí por ellos, con la esperanza de encontrarlos, y arriesgando nuestra vida por buscarlos”.

La mayor parte de los puntos donde han localizado las fosas clandestinas con restos humanos, es Tlajomulco de Zúñiga.

Tan sólo en su primera visita a Jalisco localizaron nueve fincas y 280 bolsas con restos humanos.

“Tlajomulco es un panteón clandestino. En Tlajomulco la gente camina y vive en fosas clandestinas…

En esta brigada nos tocó ver cómo en una casa donde vivían personas de la tercera edad y enfermas mentales, vivían sobre los cuerpos”.

A nivel nacional, Tlajomulco de Zúñiga es el municipio con mayor registros de fosas clandestinas, según datos de Centro de Justicia para La Paz y el Desarrollo (CEPD).

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here