Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

Por unanimidad, el jurado del Premio de Literaturas Indígenas de América 2022, eligió como ganadora a la obra “Los hombres espinados” de Luis Antonio Canché: una compilación de breves cuentos escritos en lengua maya-yucateco, que recuperan elementos culturales y destacan el ambiente comunitario y la cotidianidad de los campesinos mayas:

“La verdad es que estoy muy contento por esta noticia, les saludo desde acá, desde Mérida Yucatán, desde estas tierras yucatecas. Estoy muy feliz, muy contento por el reconocimiento hacía esta obra, y decía yo hace un rato en lengua maya que me da mucha alegría que se siga reconociendo el trabajo que se viene haciendo en el terreno literario tanto en poesía como en cuento y en todos los diferentes géneros que se pueden escribir”.

La estructura de los textos se caracteriza por sus “principios con intriga” y “finales sorpresivos”, y el uso de un lenguaje coloquial. Antonio comentó que los relatos están basados en vivencias propias y los recuerdos de su infancia cuando visitaba en las milpas a su abuelo.

En total, participaron 44 autores de Chile, Colombia, Perú, El Salvador, Guatemala y México. En ese sentido, Uriel Nuño Gutiérrez, rector del Centro Universitario del Norte, afirmó que el cuento cumple una función social pues “recrea, reinventa y resignifica”:

“Me gustaría resaltar además, que en función de los trabajos recibidos a partir de esta convocatoria queda demostrado que el cuento se encuentra vigente, se escribe con fluidez, que es un medio de expresión a través del cual se reflejan complejas escrituras simbólicas que hacen referencia a la cosmovisión y a la vida cotidiana de los pueblos originarios. En esta edición del PLIA constatamos que el cuento es un medio eficaz para actualizar las representaciones en torno al universo y sus múltiples componentes”.

Fotografía: UdeG

Además, Gerardo Alberto Mejía Pérez, coordinador de extensión y acción social de la UdeG, compartió que este año el PLIA cumple diez años, y destacó la importancia de promover dicho galardón:

“El acto de narrar implica compartir y conservar el conocimiento de una cultura,
desde lo más evidente como la representación del entorno hasta lo más velado como pueden ser creencias espirituales o morales. Esperamos, pues, contribuir a la urgente conservación literaria de los pueblos originarios en aras de que las lenguas indígenas también sean preservadas y revitalizadas”.

Mejía Pérez destacó que

“las escritoras y escritores indígenas nos obsequian una mirada a su cultura desde sus legados”.

Mientras que, Nuño Gutiérrez puntualizó que el concurso es “un medio importante no solo para difundir, sino también para resguardar la memoria de los pueblos”.

El próximo 02 de diciembre a las 16:00 horas en el Salón 1 de la Expo Guadalajara, se llevará a cabo la ceremonia de premiación, donde Luis Antonio recibirá un reconocimiento, un estímulo económico de 300,000 pesos y una estatuilla de madera labrada por el escultor jalisciense Camilo Ramírez. Además, su obra será publicada.

Luis Antonio Canché también es autor de “Historias que han sucedido en mi pueblo”, “Los nuevos cantos de la selva” y “Entre voces y recuerdos”.

Finalmente, el jurado otorgó una mención especial a Fidel Almirón.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here