Fotografía: Elena Castolo / UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

La lucha que dieron los habitantes de Acasico, Palmarejo y Temacapulín para sobrevivir no termina con el anuncio de que la Presa El Zapotillo no los inundará; ahora, el grave daño que se hizo a sus derechos humanos en los últimos 16 años debe ser reparado. Así lo afirmó el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Alfonso Hernández Barrón.

Reconoció que la decisión tomada este 10 de noviembre es “histórica”, luego de una década y media en que los habitantes se mantuvieron firmes para evitar que el proyecto de la Presa El Zapotillo inundara sus hogares.

Los pobladores reconocieron y agradecieron durante el acto con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete a las organizaciones e instituciones que mantuvieron su apoyo durante los 16 años de lucha para que sus pueblos no desaparecieran bajo las aguas del Río Verde.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here