embarazos no deseados
Fotografía: EFE/ Paolo Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Durante el confinamiento hubo muchas mujeres en México que se vieron atraídas a realizar la maternidad subrogada para aliviar algún apuro económico, señaló Eleane Proo Méndez, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Tan solo en 2018, la “industria” de la maternidad subrogada obtuvo ganancias por seis mil millones de dólares, y para 2025 se estima que podría aumentar a 27 mil millones de dólares, expuso la maestra en Comunicación.

En Estados Unidos, el costo promedio del procedimiento es de 150 mil dólares. La gestante recibe entre 20 mil y 30 mil dólares, mientras que en México es de 90 mil dólares, y las mujeres obtienen entre nueve mil y 10 mil.

El comportamiento de la demanda de este servicio se caracteriza porque empresas que pertenecen a países desarrollados buscan los servicios en naciones con menores ingresos. Hasta hace poco, la India era el más solicitado, pero al limitar la práctica a sus ciudadanos, las compañías buscaron otros destinos.

Es una práctica en la que a las mujeres se les pide viajar a Estados Unidos, principalmente, y se aprovechan de su vulnerabilidad porque en algún momento dependen económicamente de quien las contrata al estar alejadas de su entorno.

Tijuana es una localidad donde también buscan “vientres de alquiler” por ser una ciudad fronteriza.

La estudiante del doctorado en Ciencias Políticas y Sociales ofreció la charla “Gestación subrogada/vientres en alquiler: Contexto y debate feminista en México”, organizada por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, como parte del Seminario Desigualdades y Disputas de Género desde el Campo Médico.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here