Panamá
Fotografía referencial: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Las operaciones en paraísos fiscales no son sinónimo de delito, salvo cuando el origen de los recursos es ilícito y el fin sea esconderlo, aclaró el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Sergio Armando Flores, quien explicó por qué la investigación periodística “Pandora Papers” se convirtió en un escándalo mundial tras dejar al descubierto los secretos financieros de políticos, artistas y empresarios.

“¿Dónde se enturbia todo este asunto? Precisamente en el origen de los recursos. Si tú eres un empresario mexicano y el dinero que tú pretendes mandar a estos países viene de un origen lícito, comprobado que se pagaron impuestos, no debes tener ningún problema…Si es dinero del narcotráfico, si es dinero proveniente de corrupción, dinero proveniente de cualquier actividad ilícita, ahí tendrían que actuar en determinado momento las autoridades”.

El especialista precisó que los “paraísos fiscales” son aquellas naciones cuya tasa de impuestos es menor a 22.5 %. Los predilectos por las personas más acaudaladas del mundo son Islas Vírgenes Británicas y Panamá.

“Vamos aterrizando con un ejemplo: la tasa corporativa en México es de 30%, esa es la tasa para todas las empresas. Entonces, si encontramos un país donde ubicamos una empresa ahí, que es de nosotros, y resulta que la tasa de impuesto generada por operaciones realizada en ese país es abajo del 22.5 %, automáticamente se convierte en un paraíso fiscal”.

El presidente del Colegio detalló que, si un mexicano constituye una empresa en un paraíso fiscal y paga en México los impuestos de las utilidades que ha generado, toda la operación es legal.

El trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que menciona a más de tres mil mexicanos, será motivo de una investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera, según anunció su titular, Santiago Nieto.

Georgina García Solís

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here