Guadalajara, Jalisco.

Al concluir la primera etapa del Censo de Mototaxis, la Secretaría de Transporte tiene previsto realizar una segunda fase para que la cifra de unidades inscritas se acerque a los vehículos de tres ruedas que están en las calles.

El secretario de Transporte, Diego Monraz Villaseñor, reconoce que la cifra de 2 mil 560 mototaxis no es la real.

Por ello, una vez con el diagnóstico, lo que vendrá después es elaborar la propuesta técnica del tipo de unidades y la propuesta financiera, esto es, también establecer tarifas y regulación al servicio, todo para que los usuarios estén seguros en los trayectos.

“Es un reto enorme, es probable que haya varios más que no se acercaron. Tendremos que abrir una segunda etapa de registro-censo, pero ya con esto, nosotros vamos a empezar a armar ahora la propuesta técnico-financiera. ¿Qué significa? que así como los taxis, así como el transporte colectivo y el transporte masivo debe de tener un modelo equilibrado entre oferta y demanda, también tendremos que ver cómo migrar este modelo irregular e informal, que es poco seguro, que es caro para los ciudadanos, a un modelo más seguro y que sea económicamente viable”.

Una vez que el gobierno de Jalisco intervino para establecer el modelo ruta-empresa, poner en marcha la Línea 3 del Tren Ligero, arrancar la primera ruta con camiones eléctricos que llegarán al aeropuerto y avanzar con el transporte masivo a lo largo del periférico, la meta es resolver el “talón de Aquiles” del transporte en la capital jalisciense: el servicio en la periferia de la ciudad, prometió Diego Monraz.

“Lo que sí tenemos definido es que no puede seguir como está, si no, para qué haríamos este esfuerzo. Durante este año vamos a armar la propuesta, vamos a terminar el padrón, vamos a armar la propuesta técnica y vamos a definir lo que las cuencas de servicio que solamente se dejaron en lo general como un concepto que nunca se aterrizó el sexenio pasado, cómo nosotros sí lo tenemos que aterrizar, con qué tipo de unidades y aquí vamos a hacer un trabajo muy técnico para determinar cómo elevar en el tipo de unidad, la seguridad para los usuarios y la viabilidad económica para ellos quienes presten el servicio”.

En San Sebastián, Alfonso Fajardo, representante de la Sociedad Cooperativa de Mototaxis, quiere que llegue el día en que se les entreguen permisos o concesiones a sus 130 integrantes. Del tipo de unidad, le deja la decisión a la Secretaría de Transporte.

“Yo pienso que hay algo de relevancia por ahí, porque realmente hay lugares donde no puedes meter tantas unidades, las camionetas que pudieran ser, porque la verdad son lugares pequeños por donde puedes transitar y la verdad la motito sí te ayudaría en ese aspecto, salvo a lo que decida el gobierno. Es un mal necesario que sí lo requerimos”, resaltó.

En Huaxtla, municipio de El Arenal, Enrique Mercado y los propietarios de unidades creen que contar con un permiso les dará seguridad y les quitará el temor de que las unidades sean multadas por policías viales.

“De hecho es lo que se pretende. Quisiéramos que hubiera alguien que nos apoyara para tramitar algún permiso ante las autoridades correspondientes, pues hemos tenido varios problemas con los mototaxis, por parte de los compañeros de Vialidad que nos molestan mucho. No se nos hace justo que nos están quitando el patrimonio, la comida de la familia, porque gana uno poquito”, indicó.

La experta en movilidad urbana, Adriana Olivares González, académica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), afirmó que tener un padrón confiable de mototaxis le dará seguridad a los usuarios de conocer quiénes son los conductores, que cuentan con licencias de conducir y que darán servicio en una unidad que sea segura.

“Si es muy importante que ese padrón esté completo, porque por un lado se garantiza una cierta seguridad, tanto a la población, como a los operadores. Y por otro lado se les exigen ciertas normas técnicas para que ellos también brinden mayor seguridad en el desplazamiento de las personas y ciertas zonas en las que puedan circular”, subrayó.

El secretario de Transporte informó que definir el tipo de vehículo a utilizar en la periferia será un “traje a la medida” de cada zona de la ciudad. Por ejemplo, en el norte de Zapopan, en Mesa Colorada y Mesa de los Ocotes, se tienen que utilizar probablemente camionetas, por lo accidentado del terreno, en tanto que, en otras zonas más planas, sí podrían usarse mototaxis.

“No es lo mismo el fraccionamiento sur de Tlajomulco que tiene pisos de concreto, pero estrechas calles, al servicio que se da en Arroyo Hondo (Zapopan Norte), donde son cañadas, mal pavimentadas, pero también con estrechas calles. Vamos a darle a cada comunidad, una opción que tenga viabilidad económica y que tenga sobre todo mejores niveles de seguridad para el usuario. No va a ser sencillo, va a requerir mucha gestión con los ciudadanos”, finalizó.

La Secretaría de Transporte calcula que a finales de este año se tendrá la propuesta técnica-financiera y se estará concretando ya en las diversas zonas de la periferia a lo largo de 2022. Además, se tiene que trabajar también en los 25 municipios foráneos donde operan los mototaxis.

Encuentra la historia completa aquí:
Los mototaxis, un mal necesario

Ignacio Pérez Vega