Fotografía: EFE/Mario Guzmán.
Ciudad de México, México.

El presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya no ha ejecutado la reparación del daño en los dos procesos que enfrenta por el escándalo de soborno de Odebrecht y que lo mantienen en prisión preventiva.

“Conozco el comunicado de la Fiscalía (General de la República), que aseguraron que no hay reparación del daño y que hay asuntos pendientes que impiden que él pueda tener algún beneficio para enfrentar su problema judicial”, señaló el mandatario durante su rueda de prensa matutina.

A pregunta expresa de si el exdirectivo había llegado a un acuerdo con Pemex, López Obrador aseguró que “no, todavía”.

Aunque recordó que se pagaron impuestos por 2.5 millones de pesos “pero eso no es el daño mayor” y dijo que si eso fuera el pago por reparación de daños que le otorgara la libertad a Lozoya:

“Además de una irregularidad, por decir lo menos, íbamos a quedar nosotros como cómplices”.

Sin embargo, dijo no saber cuál debería ser el monto para considerar la reparación del daño aunque recomendó llegar a un acuerdo en el caso y devolver los recursos, que serían utilizados en beneficio de la gente.

“Por eso estamos de acuerdo en que si se repara el daño se den facilidades pero que se devuelva el dinero porque antes robaban y al final hasta se les tenía que devolver lo confiscado”, lamentó.

Comentó que la titular del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez, se comunicó con él debido a que los abogados de Lozoya hicieron gestiones para buscar opciones legales pero no precisó cuáles.

El lunes, la FGR emitió un comunicado en el que apuntó que Lozoya, quien se encuentra en prisión por presunta corrupción, no había cumplido con la reparación del daño en los dos procesos que enfrenta por lo que seguirá en la cárcel.

Lozoya, quien fue arrestado en España a principios de 2020 y extraditado a México a mediados de ese año, tiene dos casos abiertos ante la justicia, ambos por corrupción.