Fotografía: EFE/ Isaac Esquivel
Ciudad de México, México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, minimizó la marcha de miles de mexicanos en más de 20 ciudades para defender al autónomo Instituto Nacional Electoral (INE), que él pretende sustituir con una polémica reforma.

“El éxito de la movilización de ayer es que la mayoría de la gente no participó, no pudieron”, declaró en una rueda de prensa matutina.

El mandatario acusó de “corrupción” y “racismo” a las miles de personas, en su mayoría opositores, que se manifestaron contra su reforma electoral, que crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) para sustituir al INE, órgano autónomo que surgió para quitar el control de las elecciones al Gobierno.

Argumentó que “lo del INE fue una excusa, una bandera, pero en el fondo los que se manifestaron ayer lo hicieron en contra de la transformación que se está llevando en el país”, en referencia a su Gobierno.

“Lo hicieron a favor de los privilegios que ellos tenían antes del Gobierno que represento, lo hicieron a favor de la corrupción, lo hicieron a favor del racismo, a favor del clasismo, de la discriminación, eso es el fondo”, indicó.

La reforma, que López Obrador presentó en abril pasado y que se discutirá próximamente en el Congreso, también causa polémica porque sometería a voto popular a los consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf).

También eliminaría 200 diputados y 32 senadores, reduciría el financiamiento de los partidos políticos y redefiniría el concepto de “propaganda” para que el Gobierno se pronuncie durante las elecciones, disposiciones criticadas porque pueden favorecer al actual partido en el poder.

Pero el presidente defendió ahora que “lo cierto es que lo de la supuesta agresión al INE no tiene fundamento, lo que se busca es lo contrario, es fortalecer la democracia”.

Además, cuestionó la manifestación por la presencia de opositores, como el expresidente Vicente Fox (2000-2006) del Partido Acción Nacional (PAN).

Yo creo que fue muy importante la marcha de ayer, fue como una especie de ‘striptease’ político público del conservadurismo en México, y esto es muy bueno, porque si no emerge esto se mantiene soterrado y hace mucho daño”, opinó.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here