CIA
Fotografía: EFE/ Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, expresó este jueves que William J. Burns, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, será “bien recibido”, al revelar que estará en el país.

“Va a llegar, está por visitar México, hoy me informaron en la mañana, pero creo que va a llegar en unos días más y es bien recibido”, anunció López Obrador en su rueda de prensa matutina.

Aunque en la prensa nacional trascendió que Burns había llegado el miércoles para reunirse con el canciller, Marcelo Ebrard, el mandatario indicó que sería en los próximos días, pero dijo desconocer su agenda.

La visita del director de la CIA ocurrirá en medio de las nuevas reglas del Gobierno de México para limitar el trabajo de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y otros agentes de seguridad extranjeros tras una reforma a la Ley de Seguridad Nacional.

Pese a impulsar la reforma para “defender la soberanía de México”, López Obrador prometió cooperación.

“Tiene que haber comunicación con las agencias del Gobierno de Estados Unidos, con la CIA, con la DEA, con el FBI, con todas estas agencias, tiene que haber cooperación y esta solicitud la hacen por la vía diplomática”, sostuvo este jueves.

El mandatario comentó que corresponderá al secretario de Relaciones Exteriores organizar e informar sobre los detalles de la visita del director de la CIA.

Burns es un veterano diplomático que acumula tres décadas de experiencia en el servicio exterior y que, entre otros cargos, ha sido embajador en Rusia (2005-08) y adjunto al Secretario de Estado (2011-14).

Su llegada a México será antes de la visita oficial que hará el 8 de junio la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, quien hablará con López Obrador de migración y cooperación para el desarrollo en el sur de México y en Centroamérica.

El mandatario no respondió si la llegada de Burns es un preparativo para la visita de Harris o para cuestiones de seguridad binacional.

“Nosotros no tenemos nada que ocultar, la vida pública en México es cada vez más pública”, reiteró López Obrador.