estatua de Colón
Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este miércoles la decisión del Gobierno de la Ciudad de México de colocar una estatua de una mujer indígena donde se encontraba la escultura de Cristóbal Colón.

“Lo veo muy bien, lo celebro, porque es un reconocimiento a la grandeza cultural del México profundo, del México prehispánico a sus culturas. Todo lo que fue vilipendiado, menospreciado, todo lo que se discrimina”, señaló el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

La jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, anunció hace unos día que tras meses resguardada, la estatua de Cristóbal Colón del Paseo de la Reforma de la Ciudad de México sería finalmente sustituida por una escultura en homenaje a las mujeres indígenas en esta avenida neurálgica de la capital.

Ante ello, López Obrador avaló la decisión porque, dijo, “hay que sentirnos orgullosos de nuestro pasado” y afirmó que quien no sabe de dónde viene no sabe para dónde va” y mantener la estatua de Colón supone reivindicar “otros hechos históricos lamentables”.

El mandatario criticó a quienes han acusado al Gobierno por el cambio de lugar de la estatua, que será reubicada en el Parque América, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

“No estoy desconociendo lo que se obtuvo después de la invasión pero muchas cosas buenas que tenemos los mexicanos vienen de antes de la llegada de los invasores”, apuntó.

La estatua de Colón fue retirada el 10 de octubre del pasado año de su principal avenida, dos días antes de una protesta ciudadana que pretendía derribar el monumento.

Mientras que el 12 de octubre del pasado año, cuando en México se celebra el Día de la Raza o el Día de la Nación Pluricultural -como declaró el Senado en 2020-, se desplegó un fuerte dispositivo de seguridad en dos lugares de la capital con estatuas del navegante.

Esta no es la primera ocasión en la que el actual Gobierno de la Ciudad de México retira estatuas o cambia nomenclaturas de calles dedicadas a la conquista y a la colonia española.

El pasado 27 de julio, las autoridades renombraron un espacio dedicado a la llamada Noche Triste de Hernán Cortes -por la pérdida de una batalla en 1520- como la plaza de la Noche Victoriosa, en un paso más en el afán del Gobierno mexicano en reescribir la historia de la conquista.

Semanas antes, cambió la avenida Puente de Alvarado, que honraba al conquistador español Pedro de Alvarado, por la avenida México-Tenochtitlan, antigua ciudad mexica sobre la que se levantó la actual capital mexicana.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here