Wixarikas CEDHJ
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Después de que el alcalde de Mezquitic, Rolando de la Torre Martínez, dejó plantados a 106 comuneros de la localidad wixaritari de Los Cajones, en la zona Norte de Jalisco, las autoridades tradicionales solicitaron la intervención del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Alfonso Hernández Barrón.

Los habitantes de la ranchería Los Cajones sienten que el presidente municipal panista de Mezquitic los ha discriminado y ha tomado represalias en contra de esa población, luego de que esa comunidad impidió la colocación de casillas de votación el 6 de junio.

En la carta que los vecinos de Los Cajones enviaron a la Defensoría, relatan que este martes 20 de septiembre se convocó al presidente municipal a un diálogo abierto con los habitantes, para que asumiera el compromiso de concluir obras que dejó a medias en esta administración que está a punto de concluir.

El tema es de importancia para los wixárikas, ya que el alcalde de Mezquitic logró la reelección y gobernará los siguientes tres años. De ahí que, si no se resuelven las diferencias entre Rolando de la Torre y los vecinos de Los Cajones, la localidad se vería “castigada” los siguientes tres años.

Ignacio Pérez Vega