Cortesía

Guadalajara, Jalisco.

La Cruz Verde de Guadalajara trabaja solo con cuatro ambulancias para las seis unidades de urgencias que tiene el municipio. Por ello, los servicios de atención se tardan hasta una hora, según denunció un trabajador de la institución que pidió no ser identificado.

Las ambulancias tienen fallas mecánicas y Servicios Médicos Municipales se tarda en hacer las reparaciones.

“En la cuestión operativa, ¿cómo afecta?, bastante, afecta en el sentido de que los servicios se demoran en cubrir. En cinco minutos, el Centro Integral de Telecomunicaciones, lo que es el 911, nos puede derivar en 10 minutos de 5 a 10 servicios. Si únicamente tengo cuatro unidades, la petición de cinco servicios se me complica con uno. Entonces ese uno se va a retardar”. 

El trabajador de la Cruz Verde precisó que incluso cuando una de las unidades se descompone, solo operan con tres ambulancias, como ocurrió en esta semana, cuando una unidad tuvo falla de la manguera del radiador.

A este problema de la escasez de ambulancias se añaden las deficiencias que tienen en el IMSS, como la falta de camillas suficientes para recibir a los pacientes, lo que a su vez provoca que los servicios se demoren más.

Explicó que, si hay dos traslados de heridos al Seguro Social y en una clínica no tienen camillas, el paciente que lleva la ambulancia de la Cruz Verde debe esperar hasta que llega una camilla y eso genera retrasos.

En ese contexto, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, entregó nuevas ambulancias a la Cruz Verde, en un acto realizado en Paseo Alcalde, por lo que el personal médico y de servicios espera que poco a poco se resuelva el problema que hoy enfrenta la Cruz Verde Guadalajara.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here