basurero metropolitano de Tala
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Ante los reclamos de pobladores del fraccionamiento Los Ruiseñores y del poblado El Refugio, en Tala, por la “imposición” del nuevo basurero metropolitano en ese municipio, la legisladora federal jalisciense de Morena, Laura Imelda Pérez Segura, presentó un punto de acuerdo en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para que el Gobierno municipal haga público un informe en el que explique el proceso por el cual se autorizó el proyecto denominado “Centro Integral de Economía Circular”, que no es otra cosa que el tiradero de basura.

El tema llegó a la Cámara de Diputados justo cuando la Legislatura federal número 64 está por finalizar, ya que el 1 de septiembre asumen los 500 nuevos integrantes del Congreso federal.

La legisladora de Morena logró la reelección, por lo que se compromete a que el tema no perderá vigencia en la siguiente Legislatura. 

“Hemos presentado el punto de acuerdo porque las personas vecinas  cercanas al lugar donde se pretende construir este tiradero han denunciado no solamente que tienen información sobre los posibles daños que habría a la salud de los habitantes. Temen daños graves, incluía la contaminación de los mantos freáticos, pero también, porque no ha habido un proceso mediante el cual se haya aprobado dicha construcción, es decir, no hubo una aprobación en Cabildo y  tampoco se ha informado a las y los vecinos”, explicó.

Los vecinos de Tala sostienen que el relleno sanitario contaminará los mantos freáticos y el subsuelo, lo que generará enfermedades, tal y como sucede ahora con los colonos de Juanacatlán y El Salto, al ser vecinos del basurero de Los Laureles que está a punto de cerrar. 

“Nos parece muy grave que en una zona donde hay importantes asentamientos de personas, se esté llevando a cabo sin los estudios correspondientes que aseguran que no habrá afectaciones a la salud, sin los procedimientos y sin la información, es decir, de manera totalmente unilateral, nos parece que es grave y por eso estamos haciendo esta solicitud respetuosa al Ayuntamiento”, dijo.

La legisladora confía en que el Ayuntamiento de Tala aceptará transparentar la información y tomará las decisiones necesarias para proteger la salud y la calidad de vida de los habitantes del municipio cañero.

Ignacio Pérez Vega