Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Posesionarios de predios en la zona del bosque La Primavera denuncian que elementos de la Guardia Nacional llegaron esta tarde para desalojar a 100 familias, que habitan el lugar desde hace más de 40 años.

Sarahí Carrasco, habitante de La Primavera, dijo que el Tribunal Unitario Agrario número 16, dio la orden de entregar mil 114 hectáreas a los particulares Juana Chávez Gutiérrez y su esposo José Luis Merchant Ovando, quienes pretenden quitarles sus propiedades que están dentro del Área Natural Protegida, con la intención de urbanizar.

Los vecinos cuentan con la cesión de derechos respectiva y el fallo del Tribunal Agrario, los tomó por sorpresa, sin siquiera mediar alguna negociación, pues los quieren sacar de las que han sido sus viviendas y de la parte aledaña al bosque que ellos han conservado por decenios.

“Van a desalojar a más de 100 familias, son mil 114 hectáreas. Hay una orden para entrar mañana (jueves) a las 10 de la mañana, pero desde ahorita ya están entrando, como que están tomando posiciones para en la mañana ya solo sacar a la gente y aquí está la Guardia Nacional ya. Ahorita llegaron a un rancho “Quinta Sofía” me parece, gente armada que no son de la Fiscalía, gente armada porque no se identificaron, con documentos falsos a querer desalojar en un rancho. La gente pues no se dejó”.

Las familias afectadas temen que se genere violencia, ya que han visto gente armada sin identificar y que no pertenecen ni a la Guardia Nacional ni a la Fiscalía Estatal.

“Porque van a desalojar con fuerza y todo. La orden (del Tribunal Agrario) es que entren con fuerza y todo. Hay niños, hay mujeres, hay ancianos. La gente está muy asustada, están preocupados porque no saben que vamos a hacer o qué va a pasar. Estamos todos preocupados y no hay nadie que nos apoye. Estamos solos”, expresó.

Los colonos aledaños al bosque, en el predio de la Ex Hacienda de La Primavera, piden el apoyo del gobierno del estado o del Ayuntamiento de Zapopan para que se detenga el desalojo forzado y se frene cualquier intento de desarrollar viviendas.

Ignacio Pérez Vega