Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La barranca de Oblatos es un sitio de recreación al que acuden miles de deportistas y visitantes, situado en Periférico Norte, a la altura de la sede de la Comisaría de la Policía de Guadalajara.

Este jueves se entregaron las obras de restauración que incluyó el reasfaltado del camino donde trotan los corredores. También se rehabilitó el área de juegos infantiles, informó el director de Obras Públicas del Ayuntamiento de Guadalajara, Francisco Ontiveros Balcázar.

En los trabajos en el ingreso a la barranca de Oblatos se invirtieron 5 millones 200 mil de pesos. El sitio no recibía trabajos de remodelación desde hace 25 años.

“Lo que realizamos fue el mejoramiento del empedrado de toda la bajada, que tenía unas condiciones intransitables. También varios muros de contención que estaban a punto de colapsarse, fueron reparados y remodelados. En la parte de abajo, toda la pista de trote de 2 kilómetros y medio fue completamente reasfaltada, se colocaron machuelos y pasos pluviales”, explicó.

Por su parte, el alcalde tapatío, Ismael del Toro Castro, dijo que la pista para trotar y los juegos infantiles, son un sitio privilegiado de la ciudad, dada la vista que hay hacia la barranca, por donde pasa el río Santiago.

“Hoy tienen unas condiciones ya de infraestructura totalmente distintas y con esta inmejorable vista y espacio de la ciudad de Guadalajara. Hoy también estamos entregándolo ya con la infraestructura necesaria para que en cuanto la pandemia nos permita reabrirlo, todos los deportistas y corredores que acuden a la barranca de Oblatos vengan a reconocer este espacio, ya con esta intervención de poco más de $5 millones de pesos”, subrayó.

Por el momento, no existe fecha para reabrir al público ni la pista de trote ni el área infantil del ingreso a la barranca de Oblatos.

Ignacio Pérez Vega