Tres Gracias
Fotografía: Gobierno de Guadalajara
Guadalajara, Jalisco. 

La exposición de esculturas monumentales colocada en el camellón central de la avenida Lázaro Cárdenas en Guadalajara, está completa. Se trata de Las Tres Gracias del artista plástico Sergio Garval que representan; la primera, a La Abundancia, montada sobre una bestia que representa a la locura; la Alegría que cabalga sobre la bestia de la Ceguera; y por último, la recién colocada Belleza, que se mantiene de pie sobre la bestia de la muerte.

Esta tercera pieza se colocó casi 16 meses después de la fecha contemplada, aunque el autor justifica este retraso con los ajustes al boceto original de la obra.

“Estaba contemplado en un principio para realizarse en un menor tiempo, se amplió su proyección, su temporalidad de creación a razón de que el proyecto fue creciendo, fue evolucionando para mejor, para trabajar una propuesta más rica, más compleja, en razón de la idea principal de hacerla, que era hacer una obra que tuviera un ideal de trascendencia, una obra propositiva, una obra que fuera muy digna para la ciudad de Guadalajara”. 

Este retraso le costó a Sergio Garval una multa de más de un millón 700 mil pesos por haber incumplido en dos ocasiones las fechas límite de entrega. Y aunque hubo un tercer incumplimiento, éste se debió a las restricciones sanitarias debido a la pandemia, por lo que no se otorgaron sanciones. Por su parte, el artista detalla que él cubrió los costos extras que se generaron por el ambicioso proyecto de la última gracia.

“Al referirme a no escatimar, en este caso bueno, sí hubo más recursos que se necesitaron, en ese sentido yo asumí los costos porque así era necesario. Yo entendí que este proyecto se iba desbordando, iba pidiendo más y yo no podía regatear, ni limitar la idea que iba sustentándose y forjándose a través del trabajo mismo”.

Alicia Preza