Imagen: Transmisión en vivo en redes sociales
Guadalajara, Jalisco.

La Guerra Civil española está hoy contada por jóvenes políticos y tuiteros que desconocen las entrañas de esa etapa. Por ello, el narrador Arturo Pérez-Reverte escribió la novela Línea de fuego, donde quedan fuera los maniqueismos de buenos y malos y se presentan personajes humanos de ambos bandos.

El libro fue presentado por el propio Pérez-Reverte y el escritor y editor, Julio Patán, durante la FIL virtual.

Pérez-Reverte, quien durante 21 años fue reportero de guerra, tiempo en el que cubrió 18 conflictos armados en el mundo, dijo que la intención de su novela es decirle a los españoles de hoy: “Quiero que sepas lo que hizo tu abuelo. Que lo veas, que no te lo digan los políticos”, precisó. En una palabra, la idea es “devolver a la Guerra Civil su aspecto humano”, relató.

“Ahora los políticos españoles trazan líneas y dicen ‘estos eran todos buenos’ y ‘todos estos eran todos malos’. Bueno, pues les falta ese conocimiento. Lo que ha a mi me ha empujado en esta novela es ver como la Guerra Civil la están contando en España políticos de 25 y 30 años o tuiteros de 30 años o de 20, que ni la leyeron, ni la conocieron, ni se las contaron. Están contado una especie de Guerra Civil que ellos se imaginan, que no tiene que ver con una guerra civil real, donde contaba menos la ideología, que el cigarrillo, la comida, el poder dormir, la supervivencia”, señaló.

Julio Patán dijo que en el libro hay un mosaico de voces que representan muy bien a las principales facciones que chocaron en la Guerra Civil española, en el contexto de la Batalla del Ebro.

“Lo que haces es, como otras veces, porque es muy tuyo, acercar la lupa a aquellos que pelearon en el frente, que es una manera no solo de comprenderlos, sino que incluso de simpatizar con ellos. Lo primero que yo te diría es que este es el libro de un lector de literatura clásica”, precisó.

Pérez-Reverte contó que su padre y su abuelo hicieron la guerra desde los republicanos. Dijo que para escribir la novela leyó mucho y además de los testimonios directos de sus ancestros, se basó en alrededor de 500 libros sobre el tema.

Patán señaló que Línea de Fuego no habla tanto de ideologías, sino que se acerca a los individuos.

Ignacio Pérez Vega