estudiantes del CUCSH
Fotografía: Celia Niño / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Líderes de las diversas divisiones de estudios del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de la Universidad de Guadalajara, entregaron 31 tabletas en comodato para igual número de estudiantes que por falta de equipo propio han tenido dificultades para acceder a la educación virtual. La inversión fue de poco más de 46 mil pesos recabados entre donaciones de egresados.

Este 22 de febrero que inicia el ciclo escolar, los estudiantes beneficiados recibieron su tableta que habrán de cuidar durante todo el semestre con posibilidad de renovar el préstamo para el ciclo próximo, todo en caso de que las clases a distancia sigan vigentes, al respecto ofrece detalles el representante general del alumnado de este Centro Universitario, Arturo Labastida.

“Este proyecto es muy bondadoso, dado que recabamos los fondos entre egresadas y egresados del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, para que con estos fondos recaudados pudimos comprar tabletas económicas que reunieran los mínimos indispensables para poder llevar un semestre en línea en esta normalidad que ya no es tan nueva”. 

“Buscamos replicarlo en todos los centros, no sólo en el CUCSH sino también hacemos un llamado a todas las divisiones de los centros universitarios y también a las prepas y representantes estudiantiles que lo repliquen en sus espacios”.

Gracias al préstamo de estas tabletas, el caso de Sinaí y Joaquín, estudiantes de Geografía y Filosofía, respectivamente, este semestre que inicia representa la posibilidad de un mejor aprovechamiento académico porque a falta de equipo, el semestre pasado no pudieron aprobar algunas materias

“Tengo una computadora, sí tengo pero esta viejísima, esa fue como heredada de heredada y para muchas clases pues sí podía no, porque era sencillo pero para las que necesitan usar mapas, por ejemplo los de INEGI, no me funcionó, entonces hubo materias que tengo que repetir por eso mismo”, dijo Sinaí.

“Además de que no nada más fue el único dispositivo que tenía, sino que la red estaba compartida, no tengo una red propia y además de que como la batería de mi celular inflada, pues no tenia el mismo rendimiento y había veces en donde de plano no agarraba pila y no podía conectarme a la clase“, señaló Joaquín Andrés Vaca.

Para este ciclo escolar se acumularon 96 solicitudes para préstamo de tabletas, sin embargo el recurso solo alcanzó para beneficiar a 31 alumnos que fueron elegidos previo estudio socioeconómico revisado por un comité evaluador integrado por los propios alumnos de las diferentes licenciaturas.

Celia Niño