desapariciones del 5 de junio
Imagen: UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

Salvador Perea, uno de los comandantes de la Fiscalía de Jalisco, acusado de participar en el operativo que se orquestó por parte de esa dependencia para detener y desaparecer jóvenes el 5 de junio de 2020, quedó en libertad.

Era el único agente que permanecía en prisión, pues aunque hay otros cinco más vinculados a proceso, todos siguen su proceso en libertad.

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción informó que la liberación se da luego que el Juez Décimo Primero de Control y Oralidad, Raul Valdés Arredondo le otorgó la suspensión condicional del proceso. Parte de las condiciones a cumplir será pagar 35 mil pesos por reparación del daño.

Según esta Fiscalía, a la decisión del juez abonó que solo una de las seis víctimas identificadas en la carpeta de investigación contra Perea, le dio seguimiento y estuvo de acuerdo en que se le otorgará este beneficio, mientras que las cinco restantes, no mostraron interés por el tema, a pesar de que se les citó varias veces e incluso pidieron ya no ser molestadas.

Las condiciones establecidas por el juez deberá cumplirlas este policía investigador por seis meses. Del pago de los 35 mil pesos, 10 mil les serán entregados de forma inmediata a la víctima que continuó el proceso. El resto se deberá hacer a más tardar en 15 días, cinco mil por cada una de las otras cinco víctimas, pero serán entregados como donativo a la Organismo de Nutrición Infantil (ONI)

Las otras condiciones serán no acercarse a las víctimas ni frecuentar los mismos sitios que ellas, tomar un curso de derechos humanos, someterse a la vigilancia mensual que determine la Unidad de Medidas Cautelares, residir y mantener el domicilio que informó al juzgado, así como ofrecer una disculpa pública a la sociedad y a las víctimas, misma que se hizo durante la audiencia. La Fiscalía Anticorrupción prometió que vigilará el cumplimiento de estas condiciones.

Este comandante fue de los dos primeros detenidos el mismo 5 de junio. La familia acusó que fue una detención irregular porque nunca se le informó de ello y lo mantuvieron retenido e incomunicado desde ese día. Al día siguiente fue trasladado a Puente Grande. Perea estuvo un año en prisión preventiva.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here