Fotografía. Gobierno de Zapopan
Guadalajara, Jalisco.

El presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, desestima la queja que presentaron integrantes del Comité de Defensa del Bosque del Nixticuil por la autorización de seis nuevos fraccionamientos en una zona clave para el amortiguamiento del Área Natural Protegida (ANP).

El edil asegura que este asunto ya le da risa porque no se trata de defensas genuinas sino de movimientos con fines partidistas.

“De risa, cada año dicen lo mismo desde hace ocho años, la verdad es que eso es politiquería pura, todos ellos están involucrados en movimientos partidistas, políticos. No, yo no me voy a meter en esas vidas, yo tengo mucho trabajo como para andar metiendome en cosas de partidos, varios de ellos involucrados con Morena y demás”.

A estos señalamientos, Adrián Hernández responde a nombre del Comité de Defensa del Bosque del Nixticuil, que todo se debe a los intentos de Lemus Navarro por desdibujar una lucha que suma más de una década evidenciando la voracidad inmobiliaria en detrimento del ecosistema de este bosque, pero que se ha acelerado en las administraciones de Pablo Lemus.

“No es una novedad para nosotros, el gobierno de Pablo Lemus se ha mostrado como uno de los gobiernos más voraces que ha estado autorizando fraccionamientos sobre el Bosque del Nixticuil. Este tipo de señalamientos ya los ha hecho para tratar de criminalizar la lucha, es fácilmente en las redes sociales. Nosotros desde hace 15 años hemos tenido como principio no involucrarnos con ningún partidos político y lo que hace es tratar de desestimar la lucha”.

En diciembre pasado los integrantes del Comité de Defensa documentaron el hallazgo de un tigrillo en las colonias asentadas en parte de lo que solían ser extensiones del bosque. Este hallazgo despertó las alertas de los defensores del ecosistema puesto que hacía años que no se avistaba un ejemplar de ese tipo, y que fue encontrado en estado de inanición y finalmente atacado hasta la muerte por perros callejeros, todo ello en muestra de las consecuencias de invadir zonas naturales.

Celia Niño