Lagos de Moreno, Jalisco       

Esta medida terminó en el municipio desde el viernes pasado. Asegura síndico municipal, jurídicamente la administración no contempla el contrato de una nueva concesión. Hasta ahora, autoridades municipales no han dado cuenta de las medidas que se tomarán para regular los espacios de estacionamiento.

Por Luz Atilano

Como lo dio a conocer el Ayuntamiento de Lagos de Moreno, desde el pasado viernes 16 de junio los estacionómetros o parquímetros colocados en el primer cuadro de la ciudad desde hace 11 años por la administración panista de Saúl González, dejaron de cumplir su función debido al término del contrato de concesión con la empresa DICOI, S.A. de C.V.

Sin embargo, pese a que integrantes del gobierno municipal analizaban desde inicios de abril una alternativa distinta para por medio de una aplicación móvil controlar los espacios de estacionamiento en el centro histórico con la finalidad de alinearse a los parámetros del reglamento de Pueblos Mágicos, de acuerdo con el síndico municipal, Luis Jaime Ruíz Mojica, jurídicamente la administración no contempla hasta el momento el contrato de una nueva concesión.

“Decirle que la administración actual no contempla una concesión a una empresa como tal. Todo tipo de concesión debe ser sometida al pleno del ayuntamiento, el único órgano de gobierno legalmente autorizado para autorizar una concesión es el pleno de los regidores, el pleno del ayuntamiento. Hasta el día de hoy no (se tiene contemplado un contrato), la comisión respectiva pues ya analizará la procedencia o no… hay una comisión de regidores encargada de la vialidad del municipio.”

Hay que decir, un proyecto para controlar los espacios de estacionamiento en el centro histórico y solucionar un problema de vialidad que tampoco resolvió del todo la presencia de los estacionómetros durante más de 10 años, no se ha dado a conocer por parte de la administración pública de Lagos de Moreno. Hasta ahora, la información oficial únicamente ha manejado el tema como un logro en beneficio de la ciudadanía, pero no ha dado cuenta de qué medidas se tomarán al respecto.

Por otro lado, aunque la fracción edilicia de Movimiento Ciudadano, que desde inicios de este año promovió la no renovación del contrato, emitió ya un comunicado en el que se pronuncia en contra de la privatización de estos espacios públicos y llama a que este asunto sea consultado con los ciudadanos, hasta la fecha tampoco ha planteado otras alternativas para dar solución al problema de movilidad en el municipio.