Policía Municipal Preventiva de Lagos de Moreno, fotografía de Centuria

Por Gabriela Arreola

La violencia generalizada en Lagos de Moreno no ha llegado aún a normalizarse del todo dentro de la vida cotidiana de las personas; la preocupación alcanza a percibirse en sus ojos y en sus palabras hay un dejo de tristeza sobre todo cuando se habla de los asesinatos que parecen no cesar.

En agosto, al menos siete personas asesinadas

Los últimos hallazgos de cuerpos sin vida en el municipio tuvieron lugar hace dos días, cuando fueron localizados un hombre en la colonia El Carmen y una mujer en el trayecto de la carretera de Lagos-Aguascalientes. Los últimos meses no han sido la excepción, el número de ejecuciones según datos de medios locales y estatales como Debajo de la Lupa, Región 12 y El Circo, suman al menos tres personas en julio y siete en lo que va de agosto.

Las voces de los ciudadanos recrean estos lamentables hechos:

«Primero la balacera, bueno, primero el muchacho que aventaron aquí y luego la balacera, y ahorita los robos; de hecho, aquí abajito mataron a un señor de una tienda, entonces, mucha inseguridad lo que tenemos».

Siguen percibiendo un clima de extrema violencia y delincuencia

El tema de la inseguridad no sólo se relaciona con los asesinatos, sino también con otras problemáticas que aquejan a la población, desde robos a casa habitación, a negocios, y robo de autos y motocicletas. El 20 de agosto, el Ayuntamiento emitió a través de la dirección de Comunicación Social que la cantidad de estos delitos había disminuido respecto a 2017.

Sin embargo, la percepción de la población es distinta:

«Lo vimos, la otra vez aquí un muchacho se metió a un coche y tardó mucho la policía en llegar, bueno, es más, lo dejaron ir porque no llegó».

«Pero sí, en bastantes partes de Lagos se oye cómo matan a las personas y cómo roban mucho; yo inclusive, hace como unos seis o siete meses entraron aquí y robaron demasiado».

«Pues mira, de eso sí hay mucha inseguridad porque a veces pasan cosas y le habla uno a la patrulla y nunca llega, llega hasta que ya se fue el ladrón o a veces que en la calle le arrebatan la bolsa a la gente».

«Porque aquí en el centro es muy común que les roben la batería a las camionetas, inclusive, ayer, aquí en la esquina intentaron robar un carro y afortunadamente los ciudadanos detuvieron a la persona».

«A mi alrededor realmente he escuchado que a mucha gente les han robado, los han asaltado».

«No, pues no sirven para nada porque están coludidos con los delincuentes, se lo digo porque el 2 de diciembre apareció mi hijo muerto».

«Pues a mí sí me ha tocado en lo personal, hará como unos 6 meses que me robaron una camioneta».

Cabe destacar que no sólo la cabecera municipal experimenta estos delitos, pues también en la zona rural las personas indican que se presentan en mayor o menor medida el mismo tipo de ilícitos. Asimismo, es común escuchar de ellos que la presencia de elementos de Seguridad Pública es nula, o bien, no confían en los cuerpos policiales.