Por Gabriela Arreola

Fue a finales del año pasado cuando se empezó a conformar la Camerata Vocal México; no obstante, hasta febrero de 2018 la agrupación se estableció como tal. Este conjunto de cantantes y músicos es uno de los primeros proyectos de la estudiante de Dirección Coral del Conservatorio Nacional de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes, Fernanda Lizbeth Ortiz de Alba, quien se ha destacado en el contexto local como una promesa para la música de cámara.

El nacimiento de una agrupación profesional

Una camerata se puede definir como un conjunto pequeño de instrumentos o voces, en el caso de la Camerata Vocal México, su directora indica que la idea de formar la agrupación surgió porque tenía la inquietud de poner en práctica los conocimientos que adquiría a través de su formación profesional, y conocía de trabajos anteriores a las personas de Lagos de Moreno idóneas para llevarlo a cabo.

«Estaba estudiando en el conservatorio y me di cuenta de que para poder en práctica todo lo que aprendes necesitas un coro, entonces decidí contactar a las personas con las que había  trabajado antes aquí en Lagos de Moreno, y que ya sabía de antemano que cantaban bien y que serían más fáciles de moldear para poder hacer un proyecto bueno, entonces de ahí nace la idea de formar la camerata», comparte Fernanda Ortiz.

Los integrantes de la agrupación son: Juan Pablo Rodríguez, bajo; Alejandro Reyes de Anda, tenor; Aracely Rodríguez, contra alto y Elena Rodríguez, soprano. En la actualidad otras personas se han unido al proyecto, como  Pablo Verduzco, barítono y pianista y Anita Medrano, quien es soprano.

Conciertos de música popular y culta

Aunque es un proyecto relativamente nuevo, la camerata ya ha tenido presentaciones en distintos recintos de la ciudad.

«En la actualidad, los conciertos que hemos dado han sido con piano y ellos cantando. Los primeros conciertos fueron en el Festival Cultural de Marzo, el primer programa que montamos fue de música mexicana: tomamos algunos arreglos corales que ya existían y otros que yo contribuí componiéndolos, de música mexicana tradicional que fuera muy conocida, muy popular; canciones como La llorona, Canción mixteca, de ese tipo de música mexicana, hicimos un arreglo coral y se prestaron algunas pieza a capela y las otras con el piano acompañando, y lo hicimos en el templo de Capuchinas.

La experiencia a partir de las presentaciones que han hecho, comenta Fernanda Ortiz, les ha dejado un muy buen sabor de boca, pues los comentarios de los asistentes han sido positivos. Dice que disfruta trabajar con coros y hacer música desde su perspectiva de directora.

A finales del año, Camerata Vocal México estará ofreciendo algunos conciertos. Esperan también poder acudir a un festival de coros en Barcelona.