Fotografía: Cinthya Ramirez.
Guadalajara, Jalisco.

La televisión pública está más viva que nunca, pero ha adquirido una responsabilidad mayúscula para sortear los efectos de la desinformación, coinciden especialistas en el sexto programa de la edición 35 de TVMORFOSIS dedicado al tema Resiliencia Audiovisual, en el que Alexandra Falla, directora de la Fundación de Patrimonio Fílmico de Colombia, destacó el resurgimiento de la televisión pública, que tuvo la misión de diversificarse y entrar a las tareas de educación y divulgación.

“La televisión estaba muriendo con todo este tema de las nuevas tecnologías y de las plataformas digitales que llegaba a avasallar el consumo televisivo, y realmente yo lo que creo es que la pandemia, de manera fundamental, hizo resaltar la importancia de la televisión y el consumo tradicional de la televisión, y mucho más de la televisión pública que se convirtió en un eje fundamental en materia de educación, entretenimiento e información útil en pandemia”

La periodista Luisa Cantú, especializada en divulgación científica, consideró que la pandemia representó el regreso de la credibilidad hacía los medios de comunicación convencionales que habían perdido terreno ante la irrupción de la pluralidad que representan los medios digitales, incluso los influencers, y que, a diferencia de los primeros, no siempre representan el rigor necesario en la veracidad de la información que difunden.

“Creo que la pandemia nos agarró ya de por sí en crisis y, como decían, pues se exponenció. La gran lección que nos dejó fue la importancia del rigor y eso lo tienen los medios que justo tienen este tipo de procesos, como son y deben serlo los medios públicos justo porque son auditados. La gran lección de la pandemia fue que los medios que sobrevivieron fueron los que fueron capaces de generar comunidades con sus audiencias y credibilidad”.

Para el presidente del Consejo Directivo de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, Jorge Manuel César Gómez, la resiliencia; es decir, la acción de sobreponerse y reinventarse ante las crisis, representó la estrategia más eficiente para replantear el presente y el futuro de los contenidos en medios públicos.

“La Resiliencia audiovisual nos presentó ante una necesidad real de subirnos al presente y al futuro que ya se encontraba en otras plataformas, y para nosotros desde la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, representó un antes y un después”.

El cuarto participante del capítulo 6 fue el director del Canal 22. El canal cultural de México, Armando Casas, quien dijo que los profesionales de la información, considerado un sector esencial en medio de una pandemia que obligaba a redoblar las tareas de proporcionar información verídica, tuvieron que seguir trabajando mientras todos paraban, y lo hicieron también con la adaptación de los contenidos para atender a las audiencias que ahora debían permanecer confinados.

“Nosotros no cerramos. Mientras en general se tenían que cerrar una serie de sectores, a los medios se nos permitió seguir trabajando y no podía ser de otra manera. De hecho, yo no conozco ningún medio que haya cerrado. El reto era estar en medio de la pandemia, tener que superarla, o sea, cuidarse y seguir trabajando”.

En este capítulo de TVMORFOSIS: Misión Salud, moderado por el periodista Carlos Martínez Macías, los participantes concluyeron que el contexto de la actual crisis sanitaria representó una oportunidad para recuperar la confianza de las audiencias en medio del gran reto que implicó, y sigue significando la tarea de informar con rigurosidad en un tema que se actualiza cada día.

Celia Niño

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here