Fotografía: AFP
Ginebra, Suiza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a la comunidad internacional que done “inmediatamente” 10 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus para ayudar a 20 países que no tienen, ante el repunte de contagios en el mundo.

El sistema internacional Covax, que la OMS dirige junto con otros socios, “necesita inmediatamente 10 millones de dosis” para que “esos 20 países puedan empezar a vacunar a sus trabajadores de salud y personas mayores en las próximas dos semanas”, declaró el director general de esa agencia de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa.

“Muchos países pueden dar dosis alterando un poco sus planes de vacunación”, afirmó.

“Diez millones de dosis no es mucho y está lejos de ser suficiente, pero es un inicio. Necesitaremos centenares de millones de dosis adicionales en los próximos meses”, agregó.

A comienzos de año, el jefe de la OMS lanzó un desafío mundial para que la vacunación del personal sanitario y los mayores se iniciara en todos los países en los primeros 100 días de 2021.

Hasta ahora, 177 países y territorios pudieron iniciar la vacunación, según Tedros, especialmente gracias a Covax, que ha distribuido más de 32 millones de vacunas en 61 países.

“Solo quedan 15 días antes del 100 º día del año, y 36 países esperan todavía vacunas para poder comenzar a vacunar a los agentes sanitarios y las personas mayores”, dijo.

De esos 36 países, 16 deberían recibir sus primeras dosis en los próximos 15 días. Pero otros 20 países “esperan” vacunas.

“Covax está dispuesto a suministrarlas, pero no podemos entregar las vacunas que no tenemos”, dijo Tedros.

“Los acuerdos bilaterales, las prohibiciones de exportación, el nacionalismo y la diplomacia en materia de vacunas provocó distorsiones en el mercado, con claras desigualdades entre la oferta y la demanda”, añadió.

El sistema internacional Covax busca suministrar este año dosis al 20% de la población de cerca de 200 países y territorios, y tiene un mecanismo de financiación para ayudar a 92 países desfavorecidos.

Bruce Aylward, consejero del director general, pidió a los muchos países que pidieron cantidades de dosis superiores a sus necesidades, compartirlas, y también llamó a la comunidad internacional a apoyar financieramente a Covax.

“Tenemos urgente necesidad de 2 mil 300 millones de dólares”, dijo.

– “Fase aguda de la pandemia” –

Unas 237 millones de dosis Astrazeneca-Oxford, fabricadas en Corea del Sur y por el Instituto del Suero de India (SII), debían ser enviadas a fines de mayo a 142 países, a través del sistema Covax.

Pero el suministro de las vacunas se retardó pues India, que enfrenta una demanda local fuerte de vacunas, no dio las licencias de exportación para las dosis que debían ser enviadas por el SII en marzo y abril.

“No hay que prohibir la exportación”, aseguró Tedros.

“El número de casos en India está en aumento. Tienen necesidad de más vacunas utilizables localmente para luchar contra el número creciente de casos, lo que es comprensible”, dijo.

Pero aseguró que la OMS negociaba con las autoridades indias una “solución equilibrada”, para satisfacer las necesidades nacionales indias y la demanda internacional en relación al Covax.

La preocupación de la OMS aumenta porque el contagio se aceleró esta semana en casi todas las regiones del mundo.

“No hemos terminado con la pandemia. Estamos todavía en la fase aguda de la pandemia”, insistió Maria Van Kerkhove, responsable técnica en la OMS de la lucha contra el Covid-19.