Fotografía: Ricardo Chavarín.
Guadalajara, Jalisco.

Cuando al ex presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, se le preguntó su postura sobre lo que hoy se vive en México y en América Latina, no aludió en forma directa a la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, sí advirtió que la única opción para el subcontinente es lograr la integración económica.

Puso el ejemplo de la Unión Europea (UE), al señalar que esa integración hace imposible cualquier espacio al autoritarismo, ya que hay muchos controles desde la UE.

Zapatero, de 61 años de edad, participó como ponente en el Encuentro Internacional de Gobierno y Sociedad Civil, organizado por el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), en el marco de FIL Pensamiento, foro en el que estuvo como invitado el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

“Que, si ese proceso de integración latinoamericana no se produce, los indicadores económicos de calidad democrática y sociales irán a peor. Más allá de la voluntad de los gobiernos y del color político de los gobiernos, porque a veces nosotros pensamos que las dinámicas de la historia dependen de que haya un presidente que se llame de una manera o de otra. Casi nunca, son corrientes más de fondo. El mayor acierto histórico desde la Segunda Guerra Mundial que ha tenido la humanidad es la construcción de la Unión Europea (UE)”, expresó.

Al hablar de los gobiernos de la democracia social, el político español señaló que éstos protegen a las personas desde su nacimiento hasta su muerte, dotándolos de derechos, como un ingreso mínimo básico, una pensión y servicios de salud y educación.

Agregó que, para que esto sea viable, se necesita que los ricos, los poderosos, acepten cargas fiscales que se traduzcan en beneficios sociales para la población.

“Si no hay ese acuerdo donde las élites económicas se comprometan con su país, estando dispuestas a aportar una parte importante de sus grandes beneficios, de su riqueza, al interés común, al interés general, eso es hacer país; eso es un país viable, porque si no es así, antes o después, los países con gran desigualdad social, los países con mucha pobreza terminan en movimientos convulsos” .

Por su parte, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, afirmó que las democracias están en riesgo cuando las instituciones electorales son atacadas desde los propios gobiernos y cuidó de no mencionar el caso de López Obrador, que descalifica al organismo federal electoral.

“El problema hoy no son los malos perdedores que acusan fraudes para justificar las derrotas electorales. El problema hoy es que los acosos, las hostilidades contra las instituciones democráticas, están viniendo precisamente desde gobiernos democráticamente electos y eso está pasando en Brasil, en Perú, en Ecuador, en Bolivia, en Estados Unidos”, expresó.

Al final, Lorenzo Córdova dijo que, así como alcanzar un sistema democrático es un logro de toda la población, ahora toca a todos “defender” ese logro, de lo contrario, pueden darse desilusiones y regresión.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here