Foto: UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

Cuando necesitas asistente personal y el Gobierno te niega la oportunidad

María Fernanda Montoya Sánchez sabe muy bien los desafíos que representa la discapacidad en un entorno que los invisibiliza. Es la mayor en su familia: tiene 27 años. Su hermana, Fátima, de 25 años, también tiene Atrofia Muscular Espinal y su hermano Mauricio, de 24 años, tiene Síndrome de Down.

Estudió la Licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación. Trabaja para una comercializadora establecida en el Estado de México y se dedica a las ventas.

También sabe de la precarización. Tenía dos trabajos, la liquidaron en uno porque cayó en depresión por un problema personal y no rindió, puso como pretexto otros proyectos.

En Jalisco hay 386 mil personas con discapacidad; es el 4.6% de la población, pero al sumar a quienes tienen enfermedades mentales o alguna limitación son un millón 264 mil 817. El total sería del 15% de acuerdo con el Censo 2020 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Anteriormente, la mamá de Fernanda se encargaba de ayudarla, pero ya no es posible, entonces ahora todo su dinero se va en pagar a un asistente. Por eso pondrá una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Pues voy a empezar con la queja me asesoró mi abogada, va a ser queja primero a la nacional y ya después voy a asesorarme bien en la nacional y poner un amparo, pero lo que creo que sería conveniente es hacer un amparo colectivo para que se legisle, ya que tanto las leyes por la inclusión de las personas discapacidad que promulgó Emilio González Márquez como la nacional de (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón omiten la parte de la asistencia personal, que es importante porque pues un asistente es mis brazos y piernas”.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, 880 mil 317 personas con discapacidad recibieron el apoyo federal, lo cual representa alrededor de 17% de la población objetivo.

En Jalisco fueron 34 mil 949 personas con discapacidad las que recibieron el apoyo. Las entidades que apoyaron a más personas fueron Puebla, Veracruz, Ciudad de México, Oaxaca y Guerrero.

Amalia Gamio, relatora del Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas, expuso que en esta pandemia creció la invisibilización de este grupo a nivel mundial.

En la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que promovió México, sí aparece el asistente personal para que el Estado proporcione los medios para que la persona pague asistencia.

“Por fortuna, tenemos países que están haciendo grandes cambios y países de Latinoamérica, ni siquiera países desarrollados. En Perú, en Colombia, en Argentina, en Costa Rica, se están haciendo importantes cambios, reformas a los códigos civiles, para eliminar por completo la tutela, aplicar lo que menciona el artículo 12, que es las salvaguardas y las ayudas necesarias para el ejercicio de esta capacidad jurídica, de manear que nos están demostrando al resto por lo menos de países de Latinoamérica y de todo el mundo que sí se puede lograr, que sí se puede hacer”.

Solo que en México está muy lejos de llevarse a cabo, advirtió la experta en temas relacionados con la discapacidad.

Mientras tanto, gobiernos y algunas asociaciones civiles harán festivales para las personas con discapacidad, pero para Fernanda, esto no sirve de mucho.

“Es que hacen festivales, como si fuera día de la madre, de la primavera, como que: ‘ay sí, estoy orgulloso de tener discapacidad’, hay que hacer marchas, caminatas, bailables, mariachi, pero no se rebelan de decirle al estado mexicano ya estoy hasta aquí, ya basta, de verdad, o sea, ya en serio: no tiene que ser de bailables, no tiene que ser de festejo de nada”.

En la siguiente entrega presentamos las historias de personas con discapacidad como agentes de cambio.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here