diagnóstico de diabetes
Fotografía: Gob.mx
Guadalajara, Jalisco.

La diabetes es la pandemia que deteriora la calidad de vida de quienes viven con ella y no la controlan. Además de cobrar la vida de millones de personas, se estima que en México hay 19 millones de personas que viven con la enfermedad y 50% no lo sabe, lo que incrementa las complicaciones de la misma, como la insuficiencia renal, amputaciones, ceguera, accidentes cerebrovasculares, infartos entre muchas complicaciones más, detalla la médica internista, especialista en diabetes, Adriana Vega:

“Eso sería el riñón, la retinopatía diabética, la neuropatía diabética que puede ser periférica o puede ser autonómica. Todo depende del segmento del sistema periférico que se afecte, puede ser la nefropatía diabética, que se afecten mis riñones, puede ser últimamente una complicación que nunca se había hablado y ahora nos hemos dado cuenta es la esteatosis hepática, lo que llamamos ahora hígado graso, las personas con obesidad, el hígado también se infiltra de grasa y, si no corregimos eso a través de una pérdida de peso, esa grasa se nos ocasiona cirrosis. Otra complicación que no se mencionaba antes es la insuficiencia cardíaca; a los pacientes no solamente se les tapan las arterias del corazón, sino que también se tapan los miocitos, que son las células funcionales de del corazón y ese corazón ya no funciona bien y se va dilatando se va agrandando”.

En el mundo, esta pandemia es tan grave que afecta a 463 millones de personas y la carga económica es enorme. Se estima que el Sector Salud gasta más de 109 billones de dólares para atender las complicaciones de la diabetes en el mundo.

La especialista llamó a la población a vigilar la glucosa en sangre de manera continua, además de modificar los estilos de vida más saludable, como una alimentación balanceada, bajar el consumo de alimentos ultraprocesados, consumir agua simple en lugar de jugos o refrescos, así como consumir antioxidantes como los omegas el 3, el 5 que ayudan contra el proceso de oxigenación de las células, así como tener una actividad física regular.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here