Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Benito, un sicario de 14 años cuenta ya con seis asesinatos bajo las órdenes del narco; le dicen “El Saiyajín” porque es aficionado a la serie animada “Dragón Ball Z”: asalta, secuestra o asesina y después va a su casa de seguridad a ver caricaturas. Él y el grupo delictivo al que pertenece operan bajo el cobijo del sistema judicial, gozan de total impunidad hasta que una mentira al interior de la banda provoca su deseo de venganza.

Es la premisa de ‘Kame Kame Ha’, obra teatral que se presenta todos los domingos de mayo en el Estudio Diana.

La obra está creada por Jaime Chabaud, quien tomó como referencia una historia real acontecida en la frontera por un adolescente apodado el ‘El Punchis’, y partir de ahí el autor aborda el tema tan delicado como lo son los niños sicarios, nos cuenta su director Daniel Patiño.

“Julio Testa, que es la asistente de dirección y mi productora ejecutiva, tuvo contacto con el texto y el mismo día que ella lo leyó, por allá del 2015, nos pareció tan conmovedora la historia que decidimos llevarla a escena y ser autogestivos. Nosotros en esta ocasión no solicitamos ningún apoyo gubernamental a partir de becas”.

En los ocho años de vida de la obra, se han presentado en 13 estados de la República y lastimosamente el entorno en que vivimos hacen que se mantenga más vigente que nunca.

“Este domingo pasado en el Teatro Estudio Diana tuvimos una buena reacción del público, la verdad es que sí la esperábamos. Trabajamos para ello. Uno de mis maestros de teatro me decía que el trabajo del actor -y yo digo del actor y de todo el equipo creativo y del productor y director- es patearle el corazón al espectador. Uno va a divertirse pero también va a sentir. Y este domingo ocurrió que hubo bastantes personas que comenzaron a llorar antes del final de la historia”.

Lejos de juzgar a Benito, la obra pone énfasis en los factores que lo llevaron a éste a proceder de la forma en que lo hace.

“En sus alucinaciones él se transforma en este personaje de la serie animada y así es como vive la vida. Él imagina que todo es una pelea. Imagina que todo es una batalla y efectivamente cuando vamos conociendo su historia como niño descubrimos que vive en un entorno familiar lleno de violencia; su padre lo golpea, la madre es una madre muy sumisa, el padre mueve drogas por ahí en el barrio y él desde muy niño con su mejor amigo es enganchado por una célula delictiva”.

La puesta se presenta éste y todos los domingos de mayo en punto de las 6 de la tarde con boletos de 200 y 250 pesos.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here