confinamiento parcial en Madrid
Fotografía: Miguel Riopa / AFP
MadridEspaña. 

La justicia rechazó este jueves el confinamiento perimetral impuesto para combatir la epidemia del COVID-19 en Madrid y otras ciudades aledañas, donde la gestión sanitaria se convirtió en objeto de litigio entre el gobierno de izquierdas español y las autoridades locales conservadoras.

Seis días después de su aplicación, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid denegó ratificar la restricción de movilidad que afectaba a 4.5 millones de personas de la capital y nueve municipios de la región de Madrid, la más impactada de España por el virus con más del doble de incidencia de la media nacional.

Desde el viernes pasado, los residentes en estas zonas sólo podían salir de su localidad para ir a trabajar o estudiar, acudir al médico y atender a personas dependientes.

En un comunicado, el alto tribunal alega que estas medidas, impuestas por el ministerio de Sanidad pese al rechazo del gobierno regional conservador, afectan “los derechos y libertades fundamentales” y que la ley utilizada como amparo no permite limitarlos.

Desde Argelia, adonde había acudido en viaje oficial, el jefe de gobierno socialista Pedro Sánchez abogó por “continuar con estas medidas” y no descartó recurrir al estado de alarma que ya aplicó durante el severo confinamiento de marzo a junio para hacerlas cumplir.

“Consideramos preocupante la evolución de la pandemia en Madrid y, en consecuencia, tenemos que poner todos los instrumentos encima de la mesa para doblegar la curva”, aseguró.

La región de Madrid registra unos 700 casos por cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas, frente a los 300 casos por 100.000 del resto del país, que ya es uno de los más castigados de Europa.